Feijóo "oirá" a los partidos para buscar "consenso" sobre la nueva fecha electoral, pero las convocará él

Feijóo "oirá" a los partidos para buscar "consenso" sobre la nueva fecha electoral, pero las convocará él
Feijóo "oirá" a los partidos para buscar "consenso" sobre la nueva fecha electoral, pero las convocará él

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha explicado que ha alcanzado un "principio de acuerdo" en torno al decreto por el que quedarán suspendidas las elecciones convocadas para el 5 de abril, una cuestión que han apoyado todas las formaciones políticas.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, convocará las nuevas elecciones gallegas "con la mayor inmediatez" una vez que se levante el estado de alarma y el de emergencia sanitaria en la Comunidad. Lo hará tras "oír" a los partidos y tratar --ha asegurado-- de que haya "consenso" en torno a la nueva fecha.

Previamente, los comicios que estaban convocados para el 5 de abril quedarán suspendidos a través de un decreto de la Xunta que será firmado este miércoles en la reunión del Consello de la Xunta y después de ser remitido a la Junta Electoral para que se pronuncie sobre el mismo y advierta de cualquier vicio legal si existiese.

En este documento se acordará también la decisión de firmar un nuevo decreto de convocatoria electoral en el momento en el que finalice el estado de alarma y de emergencia sanitaria, y después de escuchar a las fuerzas políticas gallegas. Aunque lo determinará la evolución del virus, fuentes consultadas por Europa Press sitúan el horizonte electoral después del verano.

Así lo ha explicado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, tras la reunión por videoconferencia que mantuvo este martes con Pedro Puy (PPdeG), Gonzalo Caballero (PSdeG), Ana Pontón (BNG), Antón Gómez-Reino (Galicia en Común-Anova Mareas), y Beatriz Pino (Ciudadanos).

En rueda de prensa telemática, Feijóo ha pedido "perdón" a los gallegos y ha subrayado que no están "preocupados ni ocupados" por unas elecciones que, ha insistido, para el Ejecutivo que él dirige ya estaban "desconvocadas desde hace mucho tiempo".

EL 5A, SIN EFECTO
Feijóo ha agradecido el "principio de acuerdo" para un decreto en el que las fuerzas seguían trabajando tras el encuentro y mediante el que se dejan sin efecto las elecciones del 5A. La previsión es aprobarlo este miércoles en el Consello de la Xunta, de forma que se pueda publicar y sea efectivo antes de la fecha en la que formalmente arrancaba la campaña electoral (en la medianoche del jueves al viernes).

Dicho texto, además, contempla la previsión de que la nueva convocatoria se active levantada la alarma. "Debemos hacerlo con la mayor inmediatez posible y oídos los partidos", ha explicado Feijóo, quien ha subrayado que, en los casos de comicios ordinarios, la legislación gallega que esta potestad es exclusiva del presidente, sin necesidad de consulta alguna, ni siquiera a su Gobierno --a diferencia de Euskadi, por ejemplo--.

Aunque se había especulado con que la competencia para suspender los comicios correspondería al Gobierno central, Feijóo ha explicado que los análisis jurídicos de Galicia y País Vasco --ha hablado de nuevo con el lehendakari, Iñigo Urkullu-- determinan que la percha del estado de alarma es "la base jurídica" que las autonomías pueden usar directamente para suspender un proceso electoral.

"Hay acuerdo entre los juristas de ambos gobiernos y parlamentos en que el estado de alarma es ya un estatus jurídico en el que nos podemos amparar", ha explicado, para añadir que las propias restricciones de la situación --con gente confinada-- impediría el derecho constitucional a sufragio o la constitución normal, por ejemplo, de las mesas electorales.

PENDIENTES DE DETALLES POSTERIORES
El decreto será "limpio" y otros detalles como el momento en el que se retomará el proceso --los grupos planteaban que no se convocasen los comicios con los 54 días de rigor, sino desde el punto en el que suspendían, ya con candidaturas aprobadas, entre otras cuestiones-- se abordarán posteriormente mediante consulta a la junta electoral.

Así, aunque el borrador inicial contemplaba que pasasen dos meses desde el fin del estado de alarma para la convocatoria, finalmente este detalle no se incluirá en el decreto. Feijóo también ha planteado sus dudas acerca de que el nuevo proceso pueda partir del momento actual y no de los 54 días regulados.

A modo de ejemplo, ha señalado que, desde ahora hasta que se convoquen los nuevos comicios, puede haber gallegos que cumplan la mayoría de edad y que, en consecuencia, serían elegibles y tendrían derecho a voto. Sin embargo, para el 5A ya se han cerrado tanto las candidaturas como el censo.

BUSCAR EL ACUERDO
Preguntado acerca de si, al margen de oír a los partidos, tratará de cerrar un acuerdo para una nueva fecha electoral, Feijóo ha replicado que intentará buscar "en primer lugar el consenso". "El problema es qué se entiende por todos, los grupos con representación o los que se pueden presentar a las elecciones, que también tienen derecho. Hay que concretar el universo", ha advertido.

En todo caso, ha avanzado que, en la exposición de motivos del decreto, se intentará "subrayar que se buscará el consenso o acuerdo con los partidos". "Si no podemos lograr el consenso, nos gustaría conseguir el acuerdo; y lo que establecerá el decreto es el espíritu de ese acuerdo, con independencia de la obligación legal de oír a los partidos", ha zanjado.

"SEGURIDAD JURÍDICA"
En rueda de prensa tras la reunión, el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, se ha abierto a iniciar una nueva convocatoria electoral si así se consigue una "mayor seguridad jurídica". Contempla que la nueva fecha pueda irse "a después del verano".

Por su parte, el candidato de Galicia en Común-Anova Mareas, Antón Gómez-Reino, ha indicado que ve "inadecuado" marcar en este momento un horizonte para reactivar las elecciones y ha apelado al mismo "consenso" del que parte la suspensión de las elecciones para la búsqueda de una nueva fecha cuando acabe "la crisis".

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha subrayado la "voluntad de llegar al máximo consenso" sobre cuando se van a celebrar las próximas elecciones, pero ha incidido en que ahora lo que toca "es salir de la crisis". En este sentido, ha apuntado que, para los nacionalistas, esta cuestión "está aparcada desde hace tiempo", ya que están "centrados" en la crisis sanitaria derivada del Covid-19.

Finalmente, la portavoz de Ciudadanos Galicia, Beatriz Pino, ha considerado necesario que la nueva convocatoria electoral sea "lo más pronto y razonable posible", una vez que se produzca el levantamiento del estado de alarma y del estado de emergencia sanitaria. Ha asegurado que "lo fundamental" en estos momentos es que la "crisis sanitaria y económica" se resuelva "cuanto antes".

Por otro lado, con la Cámara gallega disuelta, solo funciona la Diputación Permanente --el órgano de guardia entre legislaturas-- y cuya actividad depende de lo que decida la mayoría, sin que los grupos de la oposición tengan capacidad de forzar el debate de iniciativas de impulso, por ejemplo. Por ello, los partidos han quedado en tratar de buscar una vía para que funcione un mínimo hasta que se configure el próximo hemiciclo. 

Comentarios
Lo más