Condenan a una madre por coaccionar, "intimidar y perturbar" al director de un instituto

Condenan a una madre por coaccionar, "intimidar y perturbar" al director de un instituto
Condenan a una madre por coaccionar, "intimidar y perturbar" al director de un instituto

La Audiencia Provincia de Pontevedra ha confirmado la condena a la madre de una alumna de un instituto pontevedrés por coaccionar, "intimidar y perturbar" al director del centro desde finales del año 2018 hasta inicios de 2019. La mujer deberá abonar una multa.

Los hechos que recoge la sentencia se remontan a finales del año 2018, cuando el centro activó un protocolo al detectar el posible caso de acoso escolar ejercido por una de las alumnas a otra.

Desde ese momento, apuntan los hechos probados, la madre de una de las jóvenes dirigió "de forma continuada" expresiones y actuaciones contra el director del centro y otros trabajadores con el objetivo de "intimidar o perturbar el ejercicio de sus funciones".

Entre otras, menciona que el 26 de octubre de 2018, la mujer convocó una manifestación a las puertas del centro, donde "intentó convencer a los alumnos de que no fuesen a clase". Días después, envió mensajes de Whatsapp a escolares "menores" de edad para que dijesen a sus padres que "no firmasen ninguna nota del IES".

El 6 de noviembre de 2018 se produjo una reunión entre la mujer, el director, la jefa de estudios, el secretario y el jefe de estudios de nocturno, a los que dijo que "gastaría todo su patrimonio en destruir" tanto al director como a la jefa de estudios y, contra el director del centro profirió otras amenazas, como la que el nueve de enero de 2019 hizo ante las conserjes, a las que dijo: "Este se va a enterar. No va a volver a trabajar".

Ante la sentencia inicial, que consideró a la mujer autora de un delito leve de coacciones, la procesada recurrió alegando que no se había valorado correctamente la prueba y que se había vulnerado su presunción de inocencia. Sin embargo, la Audiencia Provincial ha desestimado el recurso y ha confirmado el fallo. 
Comentarios