La Policía libera a 12 mujeres obligadas a prostituirse durante el estado de alarma

La Policía libera a 12 mujeres obligadas a prostituirse durante el estado de alarma
La Policía libera a 12 mujeres obligadas a prostituirse durante el estado de alarma

La Policía Nacional ha demantelado una red que explotaba sexualmente a mujeres en pisos de Córdoba y Jaén

La Policía desarticulado una red internacional que explotaba sexualmente a mujeres captadas en Colombia y ha liberado liberado "12 víctimas en Córdoba y Jaén, alguna de ellas menor de edad".

La organización continuaba con "su actividad incluso tras haberse decretado el estado de alarma" por coronavirus y "a pesar del confinamiento muchos clientes solicitaban servicios sexuales acudiento a los pisos donde se encontraban las mujeres o reclamaban que éstas se desplazasen a sus domicilios".

La operación se inició después de que la Policía colombiana informara del lugar donde se econtraba una de las víctimas ejerciendo la prostitución en Córdoba, gracias a la denuncia que interpuso su familia.

La investigación partió también de las declaraciones de dos mujeres colombianas que aseguraron haber sido engañadas para viajar hasta España con la promesa de un empleo realizando tareas domésticas.

Una vez en España comenzaron a sufrir amenazas, violencia física y fueron obligadas a prostituirse para pagar una supuesta deuda que habían contraído con la banda criminal.

En un intento desesperado por huir de sus captores, una de las víctimas comunicó su ubicación a través del movil a su familia. El dispositivo finalizó con la detención de dos miembros de la organización y la liberación de la mujer.

Tras esto, los agentes de la Policía Nacional localizaron varios pisos en Jaén donde también se explotaba sexualmente a mujeres, lugar donde fueron liberadas otras siete víctimas y detenidas otras cinco personas.

En total han sido detenidas siete personas por delitos de organización criminal, trata de seres humanos, delitos relativos a la prostitucion, favorecimiento a la inmigración clandestina y contra la salud pública.

Comentarios