Una niña de 9 años denuncia en comisaría que su padre la maltrata "desde que tiene uso de razón"

Una niña de 9 años denuncia en comisaría que su padre la maltrata "desde que tiene uso de razón"
Una niña de 9 años denuncia en comisaría que su padre la maltrata "desde que tiene uso de razón"

El hermano de la pequeña, mayor de edad, la acompañó y respaldó todo lo que declaró

Una niña de nueve años ha denunciado  en la comisaría de la Policía Nacional de Alcantarilla (Murcia) que su padre la maltrata "desde que tiene uso de razón". Un juzgado de instrucción de la comunidad ha abierto diligencias contra el hombre tras la denuncia de la menor, según Onda Regional de Murcia.


La menor se presentó en las dependencias policiales en compañía de un hermano, mayor de edad, que respaldó su declaración y añadió que también él sufrió malos tratos del padre cuando era pequeño. El juzgado de guardia, como medida cautelar, ha interpuesto una orden de alejamiento por la que el progenitor no podrá acercarse a menos de 300 metros del lugar en el que se encuentre su hija ni contactar con ella de ninguna forma hasta que se esclarezca lo sucedido.

Según explicó la niña, sus padres están separados desde hace aproximadamente cuatro años, por lo que vive una semana con cada uno, y que su progenitor siempre la ha agredido, la última vez  hace seis días, cuando este la obligó a subirse al coche, lo que ella quería evitar porque le tiene miedo. Dos días después, fue agredida de nuevo, y en alguna otra ocasión la ha dejado encerrada sin salir de su habitación durante horas.


Por otra parte, una pareja ha tenido que ser atendida de las lesiones que ambos se produjeron mutuamente cuando la mujer reaccionó de forma violenta al observar que él se relacionaba con otras chicas. Tras las diligencias instruidas por la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) del barrio del Carmen, donde la Policía Local de Murcia hizo entrega de los dos detenidos y de los partes médicos en el que se recogen las lesiones sufridas, ambos fueron puestos a disposición judicial.


El juzgado de guardia acordó su puesta en libertad con cargos, según fuentes próximas a la investigación. Las diligencias señalan que los hechos ocurrieron en la vivienda en la que residen ambos, ubicada en la pedanía murciana de Los Garres, y que los mismos fueron puestos en conocimiento de la Policía Nacional al escuchar los gritos y ruidos que salían del interior de la misma.

La mujer aseguró a los agentes que quitó el teléfono móvil a su compañero al observar que hablaba con otras chicas y que lo tiró al suelo, tras lo cual el hombre se abalanzó sobre ella y se enredaron en una pelea en la que ambos resultaron lesionados.

Comentarios
Lo más