Ratifican la condena a una menor que denunció una falsa violación en grupo

Ratifican la condena a una menor que denunció una falsa violación en grupo
Ratifican la condena a una menor que denunció una falsa violación en grupo

La Audiencia de Pontevedra ha ratificado la condena a una menor que denunció en 2016, en el mismo mes en el que trascendieron los hechos de la 'manada' de Pamplona, haber sido víctima de una violación en grupo que resultó ser falsa. El tribunal provincial ha rechazado, no obstante, incrementar la pena --indemnización y actividad en un centro de día-- como pedían los falsamente acusados.

Los hechos se remontan a septiembre de 2016, cuando la joven pontevedresa, que presenta un retraso mental leve y un patrón desadaptativo de personalidad, denunció que tres hombres, uno de ellos menor de edad, la habían agredido sexualmente en una fecha sin determinar del verano anterior, el de 2015.

La agresión, según su relato, se produjo en la vivienda de los mayores de edad, en Pontevedra, donde, contó, los tres la habían amordazado y sujetado para violarla.

A raíz de esta denuncia se abrió un procedimiento judicial contra los tres -por la vía de Menores en el caso de uno de ellos-- por una supuesta agresión sexual grupal, un proceso que fue sobreseído en diciembre de 2016 en el caso de los mayores de edad y en marzo de 2017 en el del menor, en vista de los resultados del informe médico forense de la denunciante, que apuntaba a que los hechos no se habían producido.

Al tiempo que interpuso de la denuncia, además, la joven creó una cuenta falsa en la red social Instagram, con el nombre de uno de los denunciados, para "enviarse mensajes a ella misma" de contenido amenazante y en los que el hombre, supuestamente, "se autoinculpaba de haber entrado en la vivienda de la joven, cometiendo delito de allanamiento de morada". Por ello, se abrió otro procedimiento contra el denunciado, que fue sobreseído también en abril de 2017.

Los falsamente acusados y el representante legal del menor denunciaron entonces a la joven, a la que el juzgado condenó a asistir a un centro de día durante 12 meses y a indemnizar a los procesados con 600, 700 y 1.200 euros. Las víctimas recurrieron ante la Audiencia Provincial exigiendo una condena mayor, pero este extremo ha sido rechazado. 
Comentarios