Sanidad enseña a desinfectar las mascarillas reutilizables y da el listado de los desinfectantes más útiles para cada una

Sanidad enseña a desinfectar las mascarillas reutilizables y da el listado de los desinfectantes más útiles para cada una
Sanidad enseña a desinfectar las mascarillas reutilizables y da el listado de los desinfectantes más útiles para cada una

El Ministerio de Sanidad ha dado luz verde a tres métodos, alejados de cualquier bulo, para desinfectar las mascarillas, siendo cualquiera de los tres válidos. El primero es lavar y desinfectar las mascarillas con detergente normal y agua a temperatura entre 60 y 90º (ciclo normal de lavadora). 

Como segunda manera, sumergir las mascarillas en una dilución de lejía 1:50 (20 ml de lejía, 980 ml de agua) con agua tibia durante 30 minutos y lavar, posteriormente, con agua y jabón y aclarar para eliminar cualquier resto de lejía. Finalmente, el Ministerio señala que "debido a las circunstancias especiales de crisis sanitaria y a la urgencia de disponer de productos desinfectantes con actividad virucida para la desinfección de mascarillas higiénicas reutilizables", se podrán usar cualquiera de los productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad para uso ambiental y que se encuentran registrados para uso por el público en general, aunque siempre siguiendo las recomendaciones del fabricante. Este es el listado de desinfectantes homologados para cada tipo de mascarillas.

Criterios para el uso de las mascarillas

Las mascarillas no deben llevarse al cuello, tampoco se recomienda sacarla o guardarla en el bolsillo o en cualquier otro lugar para volver a ponérsela más tarde. El uso de mascarilla deberá ir siempre asociado al seguimiento estricto de las medidas generales de higiene descritas a continuación:

- Antes de ponerse una mascarilla hay que lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
- Cubrir la boca y la nariz con la mascarilla y evitar que haya huecos entre la cara y la mascarilla.
- Evitar tocar la mascarilla con las manos mientras se lleva puesta y si se hace lavarse bien las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
- Desechar la mascarilla cuando esté húmeda y evitar reutilizar las mascarillas de un solo uso. Las mascarillas quirúrgicas son de un solo uso.
- Por cuestiones de comodidad e higiene, se recomienda no usar la mascarilla por un tiempo superior a 4 h. En caso de que se humedezca o deteriore por el uso, se recomienda sustituirla por otra.
- Quitarse la mascarilla por la parte de atrás, sin tocar la parte frontal, desecharla en un cubo cerrado y lavarse las manos con agua y jabón o con una solución con base alcohólica.
- En el caso de mascarillas higiénicas reutilizables, éstas se deben lavar conforme a las instrucciones del fabricante.
- La distancia de seguridad y el lavado de manos con agua y jabón o soluciones hidroalcohólicas son de enorme importancia.

Estas cinco opciones se podrían convertir en niveles de implementación progresiva de la obligación o recomendación de uso, en función de la disponibilidad que haya, asociada necesariamente a la provisión de mascarillas a sus destinatarios.
1º nivel: Se recomienda la utilización de mascarilla a todos los profesionales que trabajen en centros socio-sanitarios y su puesto implique estar a menos de 2 metros de los usuarios u otros trabajadores; además se recomienda para las personas con síntomas respiratorios, sus convivientes y sus cuidadores.
2º nivel: Personas en cuarentena domiciliaria (contactos estrechos de casos) para contactar con sus convivientes o salir a la calle cuando sea estrictamente necesario para prevenir contagio potencial asintomático.
3º nivel: Grupos especialmente vulnerables (personas mayores, personas con patologías crónicas y embarazadas) cuando salen a la calle o están en contacto con otras personas.
4º nivel: Posibilidad de uso por aquellas personas que tienen que salir a la calle por motivos laborales u otros motivos en el proceso de desescalado para disminuir el riesgo ante imposibilidad de mantener distanciamiento físico. Además de estar indicado en los sitios de trabajo en los que no se mantengan el distanciamiento físico.
5º nivel: Posibilidad de uso en población general que tienen que salir a la calle (farmacias, supermercados, etc.).


Como criterio general, se considera que las mascarillas médicas deberían destinarse a los niveles 1, 2 y 3, y las higiénicas deberían utilizarse por población general, no vulnerable (niveles 4 y 5) en caso de no disponibilidad.

El algodón, el mejor material para elaborar mascarillas caseras en casa

Los investigadores de la revista 'ACS Nano' han informado que una combinación de una tela de algodón con seda natural o gasa puede filtrar de manera eficaz las partículas de aerosol, siempre y cuando el ajuste sea el correcto, por lo que se ha convertido en el mejor material para fabricar mascarillas caseras


Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos han recomendado el uso de mascarillas para salir a la calle. Dada la escasez de las mascarillas quirúrjicas y N95, son muchos los ciudadanos norteamericanos que ya están elaborando este tipo de mascarilla casera

Se cree que el nuevo coronavirus que causa el Covid-19, se expande principalmente por las gotitas respiratorios que desprende una persona contagiada al estornudar, toser hablar o respirar. Estas gotas se forman en una amplia gama de tamaños y las más pequeñas reciben el nombre de aerosoles. Estos aerosoles puedes deslizarse fácilmente a través de las aberturas entre ciertas fibras de tela, lo que hace que muchas personas se pregunten si las mascarillas de tela son realmente efectivas y ayudan a prevenir el contagio. 

Ante estas dudas, Supratik Guha, de la Universidad de Chicago, y sus amigos investigadores, querían estudiar la capacidad de los tejidos comunes, solos o en combinación, para filtrar aerosoles del tamaño similar a las gotas respiratorias. 


Los investigadores utilizaron una cámara de mezcla de aerosoles para producir partículas de 10 nanómetro a 6 micrómetro de diámetro. Un ventilador sopló el aerosol a través de varias muestras de tela a velocidad del aire correspondiente a la respiración de una persona en estado de reposo y el equipo midió la cantidad y el tamaño de las partículas del aire antes y después de pasar a través de la tela. 

Una capa de sábana de algodón bien tejida combinada junto con dos capas de gasa de poliéster-spandex, filtró la mayoría de las partículas de aerosol con un rendimiento cercano al material de mascarillas N95.

Sustituir la gasa de seda natural o franela produjo efectos similares. Por ello, los investigadores han señalado que telas apretadas, como el algodón, pueden actuar como una barrera mecánica contra las partículas, mientras que las telas que mantienen carga estática, sirven como una barrera electrostática. 


Un espacio de 1% redujo la eficiencia de filtrado de todas las mascarillas a la mitad o más, lo que le da más importancia si cabe a la utilización de una mascarilla bien ajustada
Comentarios
Lo más