Interceptado en Pontecesures un conductor de Ribeira a 129 km/h en un tramo limitado a 50

Interceptado en Pontecesures un conductor de Ribeira a 129 km/h en un tramo limitado a 50
Interceptado en Pontecesures un conductor de Ribeira a 129 km/h en un tramo limitado a 50

Obtuvo positivo indiciario en el test de drogas y ha sido denunciado por incumplir el confinamiento al alegar que iba a visitar a su novia

La Guardia Civil interceptó el pasado fin de semana en la localidad de Pontecesures (Pontevedra) a un vecino del municipio de Ribeira (A Coruña) cuando circulaba a 129 kilómetros por hora en una zona limitada a 50. Además, su desplazamiento no respetaba las restricciones de movilidad de la orden de confinamiento debida a la crisis sanitaria.

Según ha informado el Instituto Armado, los hechos se produjeron el pasado viernes, sobre las 16,30 horas, en el kilómetro 85,500 de la carretera N-550, "un punto especialmente peligroso para la seguridad vial", ha matizado, situado en las proximidades del casco urbano de la localidad de Pontecesures, en el transcurso de un control de velocidad establecido por efectivos del Destacamento de Tráfico de Pontevedra.

El vehículo que, "por razones de seguridad" no pudo ser interceptado por en el punto de notificación avanzado "debido al notorio exceso de velocidad", han destacado las mismas fuentes, fue alcanzado momentos después en el casco urbano de Pontecesures.

El conductor del vehículo resultó ser un vecino de Ribeira que, además de haber dado positivo indiciario en el consumo de sustancias psicoactivas, "estaba alterando las restricciones de movilidad establecidas para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, al no argumentar otra causa que no fuese la de ir a visitar a su novia", ha subrayado la Guardia Civil.

"La presencia de alcohol o drogas y el exceso de velocidad son circunstancias concurrentes en gran parte de los accidentes con heridos graves o fallecidos en las carreteras de Galicia", advierte la Benemérita.

MULTAS
Por este motivo, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil compatibiliza este tipo de controles con los específicos para la vigilancia del cumplimiento de las medidas adoptadas para la gestión de la crisis sanitaria.

En este caso el conductor ha sido denunciado por quebrantar el confinamiento establecido por las autoridades sanitarias. Como consecuencia de los hechos el vehículo fue inmovilizado y el individuo retornó a su lugar de origen.

Además, señalan las mismas fuentes, podría enfrentarse a una multa de mil euros si se confirmase el resultado indiciario en drogas por el laboratorio y a otra multa de 600 euros por el exceso de velocidad.

Ambas infracciones "de carácter muy grave" tienen aparejada, además, la pérdida de seis puntos del permiso de conducción, concluyen las mismas fuentes. 

Comentarios