Las mujeres siguen asumiendo las labores domésticas durante el confinamiento

Las mujeres siguen asumiendo las labores domésticas durante el confinamiento
Las mujeres siguen asumiendo las labores domésticas durante el confinamiento

Las mujeres han continuado asumiendo la mayoría de tareas del hogar durante el confinamiento, según una encuesta hecha durante el mes de abril a más de 7.000 españoles por investigadoras de la UPF y la UB, que únicamente han encontrado que los hombres han tenido un papel más destacable en las compras.

El estudio, dirigido por las profesoras Libertad González (UPF) y Lidia Farré (UB), constata que el confinamiento ha supuesto un incremento de las tareas domésticas, tanto por el cierre de escuelas como por la reducción de la externalización de la limpieza y preparación de comida y confirma que se mantiene el sesgo femenino en las tareas del hogar.

"Hemos encontrado que la distribución de las tareas domésticas está muy sesgada hacia las mujeres, tanto antes del confinamiento como después", han resumido González, profesora de Economía y Empresa de la UPF y miembro del Centro de Estudios de Género (CEDG), y Farré, profesora de Econometría, Estadística y Economía Aplicada de la UB.

La encuesta se hizo entre el 4 y el 30 de abril, con una muestra de 7.091 personas seleccionadas en hogares españoles donde viven parejas de diferente sexo, con hijos menores de 16 años (en un 88% de los casos).

Según González, "el aumento del volumen de tareas del hogar se ha tenido que repartir, pero la mayoría del peso de este extra ha reincidido sobre la persona que ya las realizaba anteriormente, la mujer".

El estudio reparte las tareas domésticas en cinco grupos: limpieza, compra, ropa, comida y cuidado de los hijos, tanto ocio como educación y concluye que la única actividad en que el hombre es el principal responsable durante el confinamiento de hacer la compra, la tarea en la que se percibe el cambio más importante.

En menor medida, también detecta un aumento en la responsabilidad del hombre en el cuidado de los niños en cuanto al ocio, que se reparte por igual.

Las tareas en las que claramente las mujeres siguen siendo responsables son: lavar la ropa (39 puntos más que los hombres), limpieza (29 puntos más) y cuidar de la educación de los niños, que, pese a que se ha repartido más, las mujeres siguen aventajando a los hombres en 24 puntos.

La excepción es la tarea de ir a comprar, ya que si el hombre antes del confinamiento se responsabilizaba de la compra en un 20 % de los hogares, con la nueva situación este porcentaje ha pasado al 38 %, mientras que la mujer pasa del 38 % a un 28 %, y el resto de hogares, un 35 % de las familias, la compra se hace de manera igualitaria.

González ha sugerido que se puede tratar de un tema de preferencias a la hora de hacer actividades fuera casa y también puede estar relacionado con una mayor aversión al riesgo de las mujeres.

"El confinamiento es un poco más de lo mismo: el reparto de las tareas domésticas sigue estando centrado en las mujeres, excepto este cambio en la compra", resume la investigadora.

En términos generales, antes del confinamiento, en España, el hombre se ocupaba del 36 % de las tareas domésticas, y con el confinamiento el hombre pasa a hacer una media del 40% de las labores.

El estudio también constata una pérdida de 20 puntos porcentuales de media en el empleo, similar entre hombres y mujeres, y que afecta especialmente a trabajadores con menos nivel educativo.

Entre los encuestados, antes del confinamiento, un 87 % de los hombres y un 74% de las mujeres con pocos estudios tenía empleo; con la nueva situación, pasan a ser del 58 y el 42%, respectivamente.

En cuanto a los encuestados con un nivel educativo alto, antes del confinamiento trabajaban el 94 % de los hombres y el 89 % de las mujeres, y ahora los porcentajes pasan a ser del 81 y el 75 %. 

Comentarios
Lo más