La corporación de Santiago aprueba por unanimidad destinar 1,1 millones a gastos sociales derivados de la crisis

La corporación de Santiago aprueba por unanimidad destinar 1,1 millones a gastos sociales derivados de la crisis
La corporación de Santiago aprueba por unanimidad destinar 1,1 millones a gastos sociales derivados de la crisis

El Pleno de la Corporación de Santiago, reunido este jueves en una sesión extraordinaria, ha dado luz verde a un crédito extraordinario de 1,1 millones de euros para invertirlos en distintos gastos sociales derivados de la crisis sanitaria de la COVID-19.

En la sesión, a la que la mayoría de los concejales han asistido de forma telemática, se ha dado cuenta de la liquidación del presupuesto municipal de 2019, que refleja un superávit de 12,1 millones de euros, y se ha dado el visto bueno a dos expedientes de crédito: uno por importe de 342.934 euros para hacer frente a deberes y pagos pendientes del anterior ejercicio --aprobado con la abstención de toda la oposición--, y otro de 1.145.754 euros para atender gastos sociales derivados de la crisis del coronavirus.

Durante su intervención en el primero de los debates, la concejala de Hacienda, Marta Abal, ha recordado que, de este superávit municipal existente, solo se puede disponer de algo más de 5,7 millones de euros para cumplir con las exigencias de la estabilidad financiera, una cuestión que ha sido criticada por los grupos dada la situación de crisis actual.

CRÉDITO PARA HACER FRENTE A GASTOS SOCIALES
El crédito más cuantioso de los aprobados este jueves ha sido el que busca destinar 1,1 millones de euros a atender gastos sociales derivados del estado de alarma y de la emergencia sanitaria, al amparo del decreto gubernamental que habilitó el uso de parte del superávit para gasto social.

Así, ha contado el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, se destinan 187.365 euros al servicio de atención a las personas sin hogar, 51.328 euros para reforzar programa de atención domiciliaria de personas mayores, 815.850 euros para cubrir el gasto del programa del bono social de compra, 82.500 euros para las bolsas de comedor escolar, 6.000 euros para la compra de medicamentos para personas en situación de vulnerabilidad y 2.710 euros a ayudas para los bonos de datos a niños y niñas que no dispongan de este elemento para realizar sus deberes escolares.

Con esta inversión, que fue validada por unanimidad de los grupos, a día de hoy, el gasto extraordinario generado al Ayuntamiento de Santiago por la crisis sanitaria alcanza los 2,7 millones de euros.

UNAS POCAS SEMANAS
No obstante, el regidor ha admitido ante los grupos que, si el Gobierno central no "regulariza esta situación" a través de la paga social, o "se da un reflote de la economía", esta cuantía solo duraría "unas semanas", por lo que, para el mes de julio "habría que pensar otro sistema"

Como ejemplo, ha explicado que los más de 800.000 euros para el bono de compra durarían "unas 12 semanas y media", mientras que los más de 82.000 euros para comedor escolar social "dan para unas nueve semanas y media". "Tenemos cubierto hasta la primera semana de julio, pero, a partir de ahí, habrá que tomar medidas de cara al futuro", ha explicado.

UNA CUANTÍA "INSUFICIENTE"
A pesar de que han apoyado este crédito, los grupos de la oposición han coincidido en reclamar que el gasto social se lleve una parte mayor del superávit municipal.

Así, BNG y Compostela Aberta han criticado que el gobierno socialista de Madrid no haya derogado ya la Ley Montoro y la exigencia de estabilidad financiera que solo permite dedicar "una pequeña parte" de este remanente a inversión social, mientras "el grueso va para favorecer a la banca", ha dicho la portavoz del BNG, Goretti Sanmartín.

Sanmartín ha afirmado que "lo lógico sería que a estas alturas" la ley "estuviese derogada y, por tanto, se pudiese "ir más allá" en la inversión social, teniendo en cuenta la complicada situación actual.

Del mismo modo, Martiño Noriega, de Compostela Aberta, ha asegurado que es "imposible explicar a la gente" que el ayuntamiento "tiene dinero, pero no puede utilizarlo en una situación de emergencia".

Sobre la atención a personas sin hogar, a las que va una parte importante de estos fondos, Noriega también le ha reclamado al grupo de Gobierno que "valoren la posibilidad de reconsiderar su posición" en relación a la creación de un centro integral de atención a personas sin hogar en la ciudad, una propuesta del anterior gobierno local y que fue "descartada" por el actual.

Finalmente, el diputado popular Ramón Quiroga ha visto las medidas presentadas por el grupo de gobierno como "claramente insuficientes" para "la situación que se está viviendo" en la ciudad, sobre todo, "teniendo en cuenta la buena situación económica del ayuntamiento", ha dicho, en referencia al superávit.

Por esta cuestión, Quiroga ha puesto el foco en el Plan Fiscal de rebaja de impuestos propuesto por los populares de Santiago para este 2020. "Nos dijeron que no porque no había dinero, pero dinero sí había", ha apostillado. 
Comentarios
Lo más