El Sergas monitoriza a más de un millar de pacientes con COVID-19 mediante teleasistencia

El Sergas monitoriza a más de un millar de pacientes con COVID-19 mediante teleasistencia
El Sergas monitoriza a más de un millar de pacientes con COVID-19 mediante teleasistencia

La personas tratadas introducen en la plataforma TELEA datos sobre la evolución de la enfermedad, que controlan profesionales sanitarios

Profesionales de los hospitales del Servizo Galego de Saúde (Sergas) han realizado un seguimiento de 3.549 pacientes con COVID-19 mediante la utilización del servicio de teleasistencia TELEA, desde que empezó la pandemia.

Fuentes del Sergas han explicado a Europa Press que 338 de las personas con coronavirus han sido monitorizadas en el Área Sanitaria de A Coruña y Cee y 293, en la de Ferrol. Del mismo modo, se ha realizado un seguimiento de 461 pacientes en el área de Lugo, A Mariña e Monforte; 628 en Ourense, Verín y O Barco y 401, en la zona Pontevedra y O Salnés. Asimismo, en Santiago y O Barbanza se han contabilizado 1.113 usuarios y, en el Área Sanitaria de Vigo, 315.

Las mismas fuentes han señalado que esta aplicación está a disposición de todos los médicos y enfermeras del Sergas y puede incluirse en la misma a la totalidad de la población gallega. En concreto, se ha incorporado a los centros de Atención Primaria desde los últimos tres años, mientras que su implantación progresiva en el ámbito hospitalario ha comenzado en septiembre de 2019.

La decisión de si una persona puede ser seguida o no por TELEA corresponde a los facultativos, que adoptan esta medida en función de las características clínicas y sociofamiliares de los pacientes. Los individuos que se integran en la telemonitorización son seguidos de forma diaria por el equipo sanitario y, en caso de agravarse su situación, se determina su ingreso en el hospital sin que sea preciso que acudan al servicio de Urgencias.

TELEA COVID
En concreto, estas personas registran diariamente la temperatura y la saturación de oxígeno y la incorporan a su historia clínica a través de la plataforma TELEA COVID. Posteriormente, el equipo sanitario analiza las variables clínicas para identificar los casos en los que la enfermedad evoluciona hacia un agravamiento. Además, el estado de salud de estos inviduos está controlado de modo continuo por un equipo sanitario.

Fuentes del Sergas han valorado la utilización de este servicio, ya que, según han afirmado, permite que los pacientes "se sienten más seguros" y consigue "disminuir las estancias hospitalarias".

Respecto a TELEA, el neumólogo del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) Pedro J. Marcos ha destacado que permite "dar un alta hospitalaria con un extra de garantías" y "anticiparse a cualquier problema". Asimismo, ha recordado que la prescripción de su utilización puede realizarse por parte de facultativos de Atención Primaria y Atención Hospitalaria, aunque ha precisado que la mayor parte se efectúa en centros de salud.

En este sentido, la hematóloga del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense (CHUO) Míriam Iglesias ha incidido en que el hecho de que los pacientes detallen su evolución a través de la plataforma "ha permitido conocer otros síntomas de la enfermedad". Además, ha remarcado que el seguimiento se mantiene hasta que las personas contagiadas se han recuperado por completo.

Esta profesional ha apuntado también que, cuando se contacta con estos pacientes positivos por COVID-19 para monitorizarlos, se contextualiza su situación social. De hecho, esta hematóloga ha indicado que, si se trata de una persona que precisa algún tipo de ayuda, los empleados del Sergas informan de ello a los servicios sociales.

SEGUIMIENTO
Para poder utilizar este servicio, los pacientes deben disponer de un teléfono móvil, una tableta o un portátil, así como de un termómetro y un pulsioxímetro que les facilita el Sergas. La plataforma también permite a sus usuarios comunicarse con el equipo sanitario mediante mensajes electrónicos y llamadas telefónicas.

El facultativo Pedro J. Marcos ha precisado que la teleasistencia se prescribe a personas con competencias digitales o que cuentan con familiares que los pueden asesorar respecto a su utilización. Así, una vez que los pacientes con COVID-19 reciben el alta, el médico continúa su seguimiento mediante TELEA si se plantea la posibilidad de que su situación se pueda complicar o si presenta propensión a una recaída por distintos factores.

Este neumólogo del Chuac ha precisado que estos datos son monitorizados por enfermeros y médicos durante un periodo de 14 días, aunque el tiempo de seguimiento se puede adaptar en función de la situación de cada paciente.

ADAPTACIÓN DEL SERVICIO
Dada la implantación de TELEA en el Sergas realizada en los últimos años, se disponía de perfiles para el seguimiento de pacientes diabéticos, con EPOC, hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca, población infantil diabética, portadores de marcapasos o cardioimplantables y postquirúrgicos por balón gástrico.

Fuentes del Sergas han señalado que la experiencia con la que se contaba permitió implantar "con relativa agilidad" un procedimiento de telemedicina para los pacientes con COVID-19 el pasado mes de marzo.

Sobre ese punto, el neumólogo Pedro J. Marcos ha explicado a Europa Press que, desde su puesta en marcha, la utilización de la plataforma se había limitado a pacientes con enfermedades crónicas, como diabetes e hipertensión, entre otras.

Sin embargo, ha indicado que el empleo de TELEA en el tratamiento de pacientes con Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) en 2017 permitía disponer de una "experiencia previa" para adaptarla a personas con coronavirus dado que ambas patologías presentan una "sintomatología similar". En concreto, esta herramienta de telemedicina se utilizó en pacientes dados de alta tras presentar una agudización de EPOC y los resultados del estudio se publicarán en una revista científica próximamente.

Además, este neumólogo ha detallado que los servicios centrales del Sergas adaptaron la plataforma, cuya "versatilidad" ha destacado, a las necesidades derivadas de la COVID-19. Así, Pedro J. Marcos ha señalado que los profesionales sanitarios "están aprendiendo día a día" cómo tratar esta patología de perfil infeccioso respiratorio en la que, según ha incidido, resulta preciso "controlar los niveles de oxigenación" y la evolución de la disnea, así como el color de la mucosidad.

Mientras, la hematóloga Míriam Iglesias ha explicado a Europa Press que ha trabajado con TELEA desde 2018, cuando se implantó en el CHUO para tratar a pacientes mayores de 60 años con fibrilación auricular. También ha remarcado que ha colaborado en la mejora de esta herramienta y ha señalado que fue "sencillo" adaptarla al tratamiento de personas con COVID-19 dado que parte del personal sanitario la había utilizado con anterioridad.

A este respecto, esta profesional del CHUO ha indicado que los enfermeros que habían trabajado con esta aplicación formaron en su uso a los demás y ha precisado que también se elaboraron un protocolo y un manual de actuación para la plantilla. 

Comentarios
Lo más