Cómo desinfectar el coche evitando métodos poco recomendados por Sanidad

Cómo desinfectar el coche evitando métodos poco recomendados por Sanidad
Cómo desinfectar el coche evitando métodos poco recomendados por Sanidad

Los tratamientos de luz ultravioleta o de ozono para la desinfección del virus pueden tener riesgos para la salud

Durante los últimos días varias comunidades autónomas han registrado nuevos contagios que alarman a la ciudadanía y ponen en duda la rapidez con la que el Gobierno ha aligerado las restricciones.

Aunque”la situación de pandemia por la Covid-19 ha generado unas necesidades de desinfección muy superiores a las habituales”, explica el Ministerio de Sanidad en una nota de prensa, esto no justifica el uso de cualquier método. Esta declaración nace de la alerta que ha lanzado Sanidad sobre la falta de “evidencia” sobre la eficacia de los dispositivos de luz ultravioleta o de ozono para la desinfección del virus, y además, de los riesgos que su uso implica para la salud.

En la nota que ha publicado en su web, basada en publicaciones y en informes científicos, Sanidad destaca que esa clase de dispositivos “pueden reducir la población de virus de una superficie”, pero añade acto seguido: “se desconoce si esa reducción es suficiente para conseguir la desinfección”.

Asimismo, el Ministerio alerta que la luz ultravioleta o el ozono “implican riesgos para la salud” que pueden manifestarse en “daños oculares, daños en la piel o irritación de las vías respiratorias”.

Ante esta situación, Sanidad aconseja un uso “controlado” de ambos dispositivos, lo que exige, por una parte, que el personal que los utilice acredite formación profesional, y por otra, que cuenten con el equipamiento adecuado. Y que, en ningún caso, se use en casa, ni para “desinfectar la piel” a no ser que esté “clínicamente justificado”. “La medida más eficaz para la prevención de infecciones (virus, bacterias y hongos) sigue siendo el lavado de manos, la protección con mascarilla, la distancia social, la limpieza con detergentes y desinfectantes y la aplicación de biocidas autorizados por el Ministerio de Sanidad”, concluye la nota.

Este tipo de tratamientos se han utilizado con frecuencia durante los últimos meses para la desinfección y la limpieza de los automóviles ya que al ser espacios cerrados tenían más posibilidad de convertirse en un foco importante de contagios.

Teniendo en cuenta el desconocimiento de la efectividad de estos desinfectantes y el aumento de los desplazamientos por carretera, la compañía de renting Northgate ha recogido una serie de consejos para que hagas una correcta desinfección de tu vehículo y que de esta manera ayudes a disminuir el riesgo de contagio y promuevas una movilidad segura.

1. Siempre es mejor prevenir que curar así que si tu vehículo ha estado inactivo durante los últimos meses lo más recomendable es que antes de todo le hagas una revisión técnica ya que la batería y otros sistemas se han podido ver afectados.

2. Los sistemas de protección son importantes, siempre y cuando hagas un correcto uso de ellos. Si vas a entrar en tu vehículo quítate los guantes que hayas usado en el exterior ya que estos pueden haber sido contaminados por el coronavirus y estarías introduciendo el virus en el interior.

3. Es importante limpiar antes y después de usar el vehículo el tirador de la puerta, el volante y la palanca de cambios, el retrovisor, el cinturón y los comandos de la puerta, que son los elementos del coche de mayor contacto. Para hacerlo, es necesario que utilices guantes de látex y es recomendable el uso de mascarilla. Northgate recomienda el uso de líquido hidroalcohólico con un papel de cocina, que después deberíamos tirar a la basura, o un trapo, que al igual que la ropa después debería ser lavado a más de 60º.

4. Otro factor importante es la calidad del aire en el interior del vehículo. Para que esta sea la adecuada debes asegurarte que las rejillas de ventilación estén despejadas limpiando el polvo con una aspiradora o un pincel. 

5. Como te habrás dado cuenta, las alfombrillas son el elemento donde se acumula más suciedad. Para limpiarlas, deberás aspirarlas primero y, a continuación, utilizar un producto virucida aprobado por el ministerio de Sanidad. Al igual que en el resto del vehículo, debemos evitar el uso de lejía o amoniaco ya que dañará los materiales del coche.

6. El salpicadero también es un importante foco de bacterias ya que, al estar frente a los pasajeros, está expuesto a microgotas con posible carga viral al respirar o al hablar. Además, es de contacto frecuente por dejar cosas sobre él, cambiar la radio, utilizar los controles de climatización o programar la ruta. Su desinfección es similar al del volante y palanca, pero utilizando una bayeta específica para esta zona que después deberá ser lavada a más de 60º.

7. En el caso de las ventanillas es recomendable limpiarlas primero con un producto desinfectante y, después un limpiacristales para eliminar manchas que compliquen la visión.

8. Por último, pero no por eso menos importante, si has llevado un pasajero detrás es importante que desinfectes las zonas que han podido estar en contacto con él como el cinturón y el interior y exterior de su puerta.

Comentarios
Lo más