Desarticulada una banda de jubilados que traficaban con fármacos para la disfunción eréctil

Desarticulada una banda de jubilados que traficaban con fármacos para la disfunción eréctil
Desarticulada una banda de jubilados que traficaban con fármacos para la disfunción eréctil

La organización criminal, asentada en Marbella, estaba compuesta por ciudadanos septuagenarios de origen británico y estadounidense con antecedentes por hechos similares.

La Policía Nacional ha desmantelado dos organizaciones criminales que se dedicaban a la venta y la distribución ilegal de medicamentos en varias provincias españolas. En el marco de dos investigaciones paralelas han arrestado a 33 personas y han intervenido más de 70.000 comprimidos de medicamentos contra la disfunción eréctil, diversas sustancias estupefacientes, artículos informáticos y numerosas joyas.

Una de las bandas criminales ha sido descubierta en Marbella (Málaga). Estaba formada por ciudadanos septuagenarios de origen británico y estadounidense con antecedentes policiales por hechos similares. Disponían de páginas web que funcionaban como farmacias virtuales y se encontraban alojadas en servidores offshore ajenos a la jurisdicción europea y estadounidense.

La investigación ha evidenciado que esta organización efectuaba envíos de medicamentos desde 2012, habiendo incrementado paulatinamente el volumen de los mismos con el paso de los años. La distribución comenzó mediante el uso de datos de una empresa ficticia, si bien en los últimos meses se realizaba desde el domicilio de uno de los miembros de la organización, ubicado en una finca aislada en la provincia de Málaga.

Los pedidos los distribuían a través de empresas de paquetería y los clientes efectuaban el pago contra reembolso, por distintas pasarelas de pago, o incluso mediante transferencia bancaria indicando, en este caso, conceptos que nada tenían que ver con el contenido de los paquetes. Posteriormente, los beneficios obtenidos se transferían a cuentas extranjeras, lo cual dificultaba su trazabilidad y localización.

Finalmente, los agentes identificaron a sus miembros gracias al rastreo tecnológico de los mismos. Asimismo, constataron que esta organización funcionaba a modo de "proveedor de distribuidores", puesto que tenían clientes por todo el territorio nacional cuyo volumen de compras y circunstancias evidenciaban que no se trataba de compradores finales.

Comentarios