Feijóo avisa: "Si hay un pinchazo en la participación sería muy difícil conseguir la mayoría absoluta"

Feijóo avisa: "Si hay un pinchazo en la participación sería muy difícil conseguir la mayoría absoluta"
Feijóo avisa: "Si hay un pinchazo en la participación sería muy difícil conseguir la mayoría absoluta"

Ve un "engaño" plantear la nacionalización de Alcoa para "llegar al 12J" y después "cerrar" electrointensivas por "política ideológica"

El presidente de la Xunta y candidato del PPdeG a la reelección, Alberto Núñez Feijóo (Os Peares, 1961), lanza un aviso a quienes quieran ver garantizada su cuarta mayoría absoluta, con la que igualaría la marca de Manuel Fraga: deben ir a votar el próximo 12 de julio, porque "si hay un pinchazo de participación" ve complicado poder "revalidarla".

"Si los gallegos tienen un pinchazo de participación sería muy difícil conseguir la mayoría absoluta", ha advertido, en una entrevista concedida a Europa Press Televisión, en la que ha insistido en que los colegios electorales "son lugares seguros". "Mucho más seguros desde el punto de vista de la salud pública que otros en los que socialmente tenemos que estar", ha apostillado.

Frente a las críticas de sus rivales, Feijóo ha vuelto a defender que su decisión de fijar en julio las elecciones inicialmente previstas para el 5 de abril y que fueron aplazadas por la pandemia, solo responde a su interés por "preservar la salud pública" de los ciudadanos. Esperar a otoño, ha remarcado, multiplicaría los riesgos, sobre todo "por la llegada de turistas".

Lleva 11 años al frente del Ejecutivo autonómico, al que accedió tras derrotar en 2009 al Gobierno de coalición de PSdeG y BNG que había dirigido Galicia una sola legislatura. Preguntado acerca de si se arrepiente de algo, confiesa que sí, pero asegura que no le viene a la cabeza una medida o decisión concreta y que prefiere quedarse "con los resultados".

"Me quedo con que la Galicia de antes del COVID es una Galicia muy distinta a la que nos encontramos", ha proclamado, antes de volver a tirar, como es habitual en sus intervenciones, de las estadísticas económicas para reivindicar su gestión. Ahora, ha añadido, si los gallegos quieren, su objetivo es estar "a su disposición hasta 2024". "Y siempre cumplo mis contratos", ha aseverado.

NO RECHAZA NINGÚN APOYO, NI SIQUIERA DE VOX
Aunque su aspiración es revalidar su mayoría absoluta, Feijóo ha dado a entender que, si la pierde pero se mantiene como el candidato más votado, está "dispuesto" a presentarse a la sesión de investidura en el Parlamento gallego.

¿Y a pactar con Vox, el partido que le define como "nacionalista" y que aspira a tenerlo "vigilado"? El de Os Peares ha reconocido, en la entrevista concedida a Europa Press que, aunque considera que la formación de Santiago Abascal no logrará un escaño en el Pazo do Hórreo, no se cierra a ningún apoyo.

"Si se diera la coyuntura que usted dice (que Vox fuese llave para un hipotético Gobierno en el que él siguiese al frente), intentaré hacer un debate de investidura y los que tengan representación parlamentaria, que decidan", ha avanzado.

Defensor reiterado de una gran coalición en España entre PSOE y PP que irritó a más de uno en su partido, a priori no ve esta opción factible en Galicia, dado que, bajo su punto de vista, "el no es no" de Pedro Sánchez es "el mismo no es no de Gonzalo Caballero". "Y lo único que une a la oposición de los diez partidos (de la izquierda) es que no gobierne Feijóo", ha afirmado, antes de censurar que ninguno de sus principales rivales a la Presidencia "ha gestionado ni un euro público".

NACIONALIZAR ALCOA, "UN ENGAÑO"
Con el futuro de la factoría de Alcoa en San Cibrao, Cervo (Lugo), en el foco de la campaña, y después de que varios de sus rivales se hayan mostrado dispuestos a su nacionalización si fuese preciso para garantizar su viabilidad y los puestos de trabajo de una industria clave en la Mariña lucense, Feijóo se ha distanciado de lo que ve "un engaño".

"Cuando uno tiene en sus manos la solución al problema y no lo quiere solucionar, cualquier cosa que digamos es un engaño", ha advertido Feijóo, quien ha insistido en que él está "a favor de cualquier fórmula que mantenga Alcoa viable", antes de apostillar que dicha viabilidad solo pasa "por un precio competitivo de la energía".

"Nos tomaron el pelo de forma continuada (con el estatuto electrointensivo) y, teniendo la solución en sus manos, quieren llegar engañando al 12 de julio para después ejecutar una política energética ideológica que pasa por cerrar las industrias electrointensivas", ha afeado, en alusión al Gobierno central.

RECUERDA QUE FRAGA PASÓ EL TESTIGO Y AZNAR "ANCHEÓ" EL PP
En clave de partido, sobre con quién se identifica más, si con la exministra Ana Pastor --que ha ganado protagonismo en Madrid en las últimas semanas-- o la portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, Feijóo ha replicado que "con Pablo Casado, que es el presidente del partido".

A renglón seguido, ha asegurado que "respeta" a Álvarez de Toledo, y ha destacado que Pastor, además de ser "una militante del PP en Galicia, tiene "una experiencia de gobierno incontestable". "Pero el PP, o es un punto de encuentro de diez millones de personas, en el que entremos todos, o no será", ha advertido.

Acerca de si discursos como el de Álvarez de Toledo favorecen que el PP sea visto como punto de encuentro, ha respondido que es una cuestión de visiones. "Para un sector de la población, sin duda; para otro sector de la población, probablemente sea discutible, como el mío", ha esgrimido, antes de incidir en que tampoco "todas las personas que participaron en el proyecto de Fraga pensaban igual".

Pero de Fraga ha destacado: "Dedicó su vida a anchear el partido y, viendo que no conseguía más de lo que consiguió, con ciento y pico de escaños, pasó el testigo a José María Aznar, que hizo un partido mucho más ancho. Y después Rajoy consiguió el mayor resultado de nuestra historia". "Yo me siento cómodo con el resto de compañeros. Lo que pido es que el resto de compañeros también se sientan cómodos conmigo", ha agregado, aunque, al tiempo, ha matizado que "no" percibe incomodidad.

EL MODELO GALLEGO Y CONSEJOS A CASADO
En cuanto a la situación interna del PP, ha reconocido la dificultad con la que se encontró Casado al tomar las riendas: "un partido en plena división porque se fracturó el centro derecha" --ha aludido a la irrupción de Ciudadanos y Vox--. "¿Qué es lo que yo le digo a Casado? Que un partido de 40 años no puede, en mi opinión, tomar decisiones precipitadas por lo que haya ocurrido en meses anteriores o pueda ocurrir en los meses siguientes", expone sobre los consejos que le da.

Feijóo no oculta que su planteamiento es "anchear" el PP por el centro y ha reivindicado el modelo que él aplica en Galicia --ha rechazado comparaciones con Euskadi por ser realidades "muy distintas"--. "El planteamiento del PP de Galicia es seguir ensanchando nuestro centro galleguista, reformista, nuestro centro derecha liberal y también socialdemócrata. Y es un proyecto de un modelo", ha subrayado.

Y en clave de modelos, ha reflexionado sobre los cambios en la política estatal, donde percibe "un movimiento para que no se vuelva otra vez a los dos grandes partidos constitucionales, con visión de Estado". "El problema es que el PSOE ha abandonado el modelo de la Constitución española y tiene el modelo de pactar con cualquiera, de un socialpopulismo y un modelo de apoyo independentista", ha indicado, antes de reconocer que le "preocupa". 

Comentarios
Lo más