Detenida por conducir sin carné, sin cinturón y tras haber tomado cuatro tipos de drogas

Detenida por conducir sin carné, sin cinturón y tras haber tomado cuatro tipos de drogas
Detenida por conducir sin carné, sin cinturón y tras haber tomado cuatro tipos de drogas

Los agentes también encontraron 18 gramos de cogollos de marihuana en el turismo interceptado

La Guardia Civil ha detenido hoy a una mujer de 26 años por cometer varios delitos contra la Seguridad Vial y la Seguridad Ciudadana en La Rioja. Esta persona, de nacionalidad española y vecina de Vigo, ha sido cazada conduciendo sin haberse sacabado nunca el carné, según afirman los agentes del área de Tráfico. Tampoco llevaba puesto el cinturón de seguridad y dio positivo en cuatro sustancias estupefacientes distintas.

Como ha informado el Instituto Armado en una nota, esta persona también ha sido denunciada a la Ley Orgánica 4/2015, de protección de la Seguridad Ciudadana, al hallarse en el interior de su vehículo un total de 18 gramos de cogollos de marihuana.

Los hechos se iniciaron a la altura del kilómetro 349, de la N-232, término municipal de Rincón de Soto (La Rioja). Agentes del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil en Calahorra que prestaban servicio específico de vigilancia de carreteras, observaron la circulación irregular de un turismo marca Opel.

El coche, de manera constante y zigzagueante invadía el arcén y el carril izquierdo, vulnerando gravemente los factores socio-normativos dispuestos en el Reglamento General de Circulación y Ley de Seguridad Vial.

Cuando los agentes adelantaron al vehículo para proceder a su interceptación, se percataron de que su conductora no hacía uso del cinturón de seguridad, desobedeciendo en reiteradas ocasiones las señales acústicas y luminosas de alto, a la vez que intentaba cambiarse al asiento del copiloto y su acompañante al del conductor.

Una vez neutralizada la huida, se pudo comprobar que la conductora, que mostró una actitud desafiante y agresiva contra los agentes, portaba en el interior del vehículo 18 gramos de cogollos de marihuana, carecía de la preceptiva autorización para conducir vehículos a motor, y además tenía en vigor una requisitoria judicial de averiguación de domicilio y paradero.

La preceptiva prueba de drogas a la que fue sometida, arrojó un resultado positivo en cuatro de los cinco tipos que puede detectar el narcotest de la Guardia Civil: cocaína (COC), anfetaminas (AMP), metanfetaminas (MET) y cannabis (THC).

La persona que “condujere un vehículo de motor o ciclomotor sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción” se enfrenta a una pena de prisión de tres a seis meses, a una multa de 12 a 24 meses o a trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas: prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años.

La negativa a someterse a las pruebas: Prisión de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

Comentarios