Más de 3.400 agentes harán de Galicia "un destino seguro" en verano

Más de 3.400 agentes harán de Galicia "un destino seguro" en verano
Más de 3.400 agentes harán de Galicia "un destino seguro" en verano

Un total de 3.421 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil trabajarán este verano para hacer de Galicia "un destino seguro" para el turismo, un sector afectado por la crisis sanitaria del covid-19.

"Nuestro objetivo es que los visitantes que quieran conocer y disfrutar Galicia sepan que cuentan con garantías de seguridad para dedicar todo su tiempo a disfrutar de sus vacaciones en nuestras ciudades, costas o el interior", ha indicado el delegado del Gobierno, Javier Losada, en un comunicado.

El Ministerio del Interior activó el pasado 1 de julio la Operación Verano 2020 en las nueve comunidades autónomas de mayor afluencia turística de su demarcación, entre ellas Galicia.

Una vez activada esta Operación, la Delegación del Gobierno en Galicia es la responsable de asegurar y supervisar la puesta en marcha y el posterior desarrollo en el territorio, así como preparar con las autoridades locales y autonómicas la puesta en marcha de dispositivos conjuntos o complementarios con los cuerpos de policía local necesarios.

Entre los objetivos del dispositivo policial está incrementar la vigilancia y control preventivo en vías de comunicación, estaciones, puertos, aeropuertos, hoteles, playas y cámping, así como cuando se celebren acontecimientos de todo tipo.

Javier Losada ha explicado que en Galicia se busca extremar la prevención en los lugares de mayor afluencia turística, principalmente las zonas costeras, el camino de Santiago y las ciudades, si bien ha reconocido que este año habrá que estar atentos a las elecciones de los turistas por los efectos de la pandemia en su comportamiento.

Además, este verano, los agentes de ambos cuerpos velarán por el cumplimiento de las recomendaciones sanitarias y, entre otras misiones, garantizarán la distancia social en los espacios públicos de acceso, tránsito o estancia y en los medios de transporte, así como el uso de la mascarilla cuando sea obligatorio o no sea posible guardar la separación de seguridad.

El despliegue policial se verá complementado con el Plan Turismo Seguro, que pretende evitar en todo el territorio nacional la actividad delictiva específica que pueden sufrir los turistas, ya sean nacionales y extranjeros.

De forma complementaria, la Delegación del Gobierno en Galicia ha intensificado los planes preventivos frente a la delincuencia itinerante y a los robos en viviendas, que pueden incrementarse tanto por la ocupación de apartamentos turísticos como por el previsible aumento de la duración de la estancia de ciudadanos nacionales en sus segundas residencias tras los pasados meses de confinamiento.

Este dispositivo prestará especial atención a un posible incremento de las ciberestafas, dado el considerable crecimiento del uso de internet para reservar alojamientos o contratar paquetes de viaje.

La Delegación y las subdelegaciones del Gobierno en Galicia intensificarán para ello los contactos y reuniones con los directores, gerentes o responsables de los alojamientos turísticos del territorio, así como con las policías locales y autonómica.

Por último, habrá una reactivación del plan especial de la Guardia Civil para proteger el Camino de Santiago, este año ampliado a la Vía de la Plata, el Camino Mozárabe y el Camino Francés.

Comentarios