La Audiencia Nacional envía a juicio a Imanol Arias y Ana Duato por fraude millonario a Hacienda

La Audiencia Nacional envía a juicio a Imanol Arias y Ana Duato por fraude millonario a Hacienda
La Audiencia Nacional envía a juicio a Imanol Arias y Ana Duato por fraude millonario a Hacienda

El juez del caso, Ismael Moreno, dictó el pasado 11 de junio el auto de apertura de juicio oral, por lo que todavía no hay fecha

La Audiencia Nacional llevará a juicio a los actores Imanol Arias y Ana Duato por un fraude millonario a Hacienda cometido a través de sociedades instrumentales creadas por el despacho Nummaria para evadir del pago de impuestos por ingresos obtenidos con su trabajo en la serie Cuéntame cómo pasó, en la que han dado vida al matrimonio Alcántara durante casi dos décadas.

El juez del caso, Ismael Moreno, dictó el pasado 11 de junio el auto de apertura de juicio oral, al que ha tenido acceso Efe y que ha adelantado El Confidencial, tras haber presentado la Fiscalía Anticorrupción en marzo su escrito de acusación. El Ministerio Público reclama por estos hechos 32 años de cárcel a Ana Duato y 27 años a Imanol Arias por 7 y 6 delitos fiscales, respectivamente.

Entre los 31 acusados que irán a juicio figura también el marido de Ana Duato, Miguel Ángel Bernardeu, productor de la serie y para quien la Fiscalía pide 18 años de cárcel, así como el responsable de Nummaria, el abogado Fernando Peña, que se enfrenta a la mayor petición del fiscal (298 años de cárcel) por liderar la supuesta organización criminal con la que se cometió el fraude.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, la cuota defraudada por Imanol Arias en concepto de IRPF en los ejercicios de 2009 a 2015 fue de 2,7 millones, de los que hasta el momento ha devuelto 2,3 millones. En lo que respecta a Ana Duato, las cantidades defraudadas entre 2010 y 2017 alcanzaron 1,9 millones, de los que ha devuelto a Hacienda 838.000 euros.

La Fiscalía sostiene que “una parte muy importante de los clientes del despacho Nummaria ha utilizado estructuras societarias opacas diseñadas por éste con el fin de evitar la tributación que hubiera correspondido en España por la obtención de rentas provenientes de todo tipo de negocios situados en nuestro país”.

Para Anticorrupción, “el único sentido de esta estructura de fraude” era intentar transformar una renta de actividad profesional por el trabajo de ambos actores “en una renta vitalicia pretendiendo disfrutar ilícitamente de la bonificación del 60% establecida por la norma para este tipo de rentas”.

Comentarios