La Xunta quiere hacer test serológico al personal de los centros educativos

La Xunta quiere hacer test serológico al personal de los centros educativos
La Xunta quiere hacer test serológico al personal de los centros educativos

La Xunta anunció este martes la intención de hacer un test serológico a todo el personal de los centros educativos de Galicia antes del inicio del próximo curso escolar para prevenir la epidemia de coronavirus, una medida que será analizada este jueves en una reunión con los principales agentes del sector.

La iniciativa, adoptada por las Consellerías de Educación y de Sanidad, se inscribe en un plan de prevención para el curso escolar 2020-2021 en todos los centros educativos, salto universidades, que incluye medidas de carácter organizativo, formativo y pedagógico, anuncia el Gobierno autonómico.

Como parte de ese plan, "todo el personal -docente y no docente- y el alumnado deberá realizar cada día un autodiagnóstico", indica la Xunta en un comunicado, y en caso de tener síntomas deberá "contactar con un centro de salud", precisa.

Como medida preventiva, "cada centro contará con un espacio de uso individual para aislar al alumnado que presente síntomas, mientres se gestiona su traslado", indica la Xunta.

Por regla general, los alumnos deberán mantener un metro de distancia como mínimo para poder retirar la mascarilla de protección, "siempre y cuando permanezcan sentados en el aula en pupitres y con la misma orientación", añade la nota.

"En caso de que estas distancias no se puedan cumplir por el tamaño de las aulas, se retirará el mobiliario que no sea indispensable o se emplearán aulas de mayor dimensión y, como última medida, será necesario el uso de la máscara en todo el horario lectivo".

Los centros de educación infantil y primaria podrán optar por establecer grupos estables de aula hasta un máximo de 25 alumnos, pero "deberán evitar la interacción con otros grupos".

Además, "todos los miembros de la comunidad educativa tendrán que usar la máscara fuera de las aulas, donde la distancia que se deberá mantener será de 1,5 metros".

El uso de la máscara será "obligatorio" para circular por los puntos de acceso, pasillos, zonas de recreo, biblioteca o de entrada y salida al comedor.

Los comedores quedará limitados a una "capacidad suficiente para tener al alumnado separado por 1,5 metros, o 1 metro si no están unos frente a otros" y para aumentar la capacidad "podrán hacerse varios turnos, en función de la capacidad horaria del transporte y del personal disponible para atender a los comensales".

En cuanto al transporte escolar, el aforo en los vehículos "será determinado en cada caso por el órgano autonómico o estatal competente", aunque inicialmente podrán ocuparse "todas las plazas" siempre que los viajeros y el conductor lleven máscara.

Comentarios