Alberto de Mónaco se enfrenta a la demanda de paternidad de una mujer brasileña de 35 años

Alberto de Mónaco se enfrenta a la demanda de paternidad de una mujer brasileña de 35 años
Alberto de Mónaco se enfrenta a la demanda de paternidad de una mujer brasileña de 35 años

El príncipe, que ya ha reconocido a dos hijos ilegítimos en el pasado, podría ser el padre biológico de una niña de 15 años

Alberto II de Mónaco , príncipe soberano y padre de cuatro hijos -dos mellizos con su mujer Charlene y dos ya adultos de relaciones anteriores que reconoció años después del nacimiento - se enfrenta de nuevo a una demanda de paternidad.

Según publica el medio francés especializado en las casas reales europeas Histoires Royales, una mujer brasileña de 35 años afirma que su hija de 15 años, nacida el 4 de julio de 2005, es hija biológica del soberano monegasco, de 62 años, y acaba de presentar una demanda de paternidad contra él.

De acuerdo con las informaciones facilitadas por el citado portal, la demandante, que, a pesar de ser brasileña, ahora vive en Marche (Italia), habría conocido al hermano mayor de Carolina y Estefanía de Mónaco en Brasil, donde habrían comenzado un noviazgo. Además de esto, la supuesta examante del príncipe, que ha usado el nombre María S. para garantizarse el anonimato, ha asegurado que llegó a ser invitada a acompañar a Alberto en un viaje a Europa y que, después de dar a luz a la supuesta hija de ambos, contactó con él para mandarle fotos de la bebé y ya nunca más recibió respuesta.

Por lo que se sabe hasta ahora, la demandante, que quiere conservar su anonimato y el de su hija por el bien de ambas, llevaría años afirmando que la joven es hija biológica del soberano monegasco y este, supuestamente se habría negado a responder ninguna de sus solicitudes de pruebas de ADN, motivo por el que ahora ha sido demandado ante un tribunal de Milán.

Si finalmente el proceso iniciado por la supuesta examante del príncipe Alberto sigue adelante, está previsto que el juicio tenga lugar en febrero de 2021. A pesar de eso, según ha comentado el abogado demandante, Erich Grimaldi -que nada tiene que ver con la familia real a pesar de tener el mismo apellido-, él y su clienta preferirían no ir a juicio y que se llegara a un acuerdo antes de eso.

“Esperamos llegar a un acuerdo de antemano. Para proteger a la hija de mi cliente, se debe evitar. Este proceso me parece innecesario si el problema puede resolverse con una prueba rápida de ADN. Nos dirigimos a la Corte después de intentar sin éxito llegar a una conciliación amigable ” , ha concluido el letrado napolitano al citado medio.

Comentarios