Feijóo pide "un esfuerzo" y "baño de realismo" a los "operadores educativos": "el curso tiene que empezar"

Feijóo pide "un esfuerzo" y "baño de realismo" a los "operadores educativos": "el curso tiene que empezar"
Feijóo pide "un esfuerzo" y "baño de realismo" a los "operadores educativos": "el curso tiene que empezar"

El presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido "un esfuerzo" a todos los "operadores educativos", es decir, a todos los colectivos que intervendrán en el funcionamiento del curso escolar, y ha apelado también a darse un "baño de realismo" ante la situación de crisis sanitaria. "El curso tiene que empezar", ha sentenciado.

"Sorprendido" por el hecho de que algunos colectivos "amenacen" con no ofrecer el servicio de comedor o madrugadores (en referencia a las Anpas de Pontevedra), Feijóo ha antepuesto el cumplimiento del protocolo de medidas sanitarias aprobado por la Xunta y lo ha defendido para señalar que hay que cumplir las medidas contenidas en él.

Frente a las críticas de sindicatos de la educación o de los ayuntamientos, el mandatario autonómico en funciones ha dicho que por la administración autonómica "no va a quedar" y ha comprometido "esfuerzo", el mismo que le pide al resto de operadores educativos.

"Vamos a seguir trabajando. Lo que está claro es que estamos en una pandemia y tenemos un protocolo, que está supervisado, para las guarderías, centros de día, y hecho con características similares para centros docentes", ha señalado Feijóo, quien ha indicado el necesario inicio de curso para facilitar "la conciliación" y garantizar también "el derecho constitucional a tener una enseñanza".

Así, y ante las quejas de la Fegamp, ha dicho que "puede haber tensiones (de tesorería) en los ayuntamientos", pero ha aclarado que ellos "también las tienen, muchísimas". "Los ayuntamientos tienen que negociar con el Gobierno central, supongo que estarán negociando", ha manifestado, en relación a los fondos, incluidos también los superávits que piden poder utilizar.

"COMPROMISO Y REALISMO"
De esta manera, Feijóo ha pedido "compromiso y realismo a todo los operadores educativos" para garantizar el "derecho a la educación", y ha reiterado que el protocolo elaborado es "muy minucioso, el más completo, y está supervisado por las autoridades sanitarias", que "son las que hicieron los protocolos" de escuelas infantiles y residencias.

Con todo, el presidente autonómico en funciones ha reconocido que habrá que hacer "un esfuerzo" para cumplir los parámetros establecidos. Recordó que Galicia tiene 434 comedores escolares y "en todos ellos se van a cumplir" las medidas del protocolo.

Al hilo de ello, ha invitado a "reflexionar" y hacerse la pregunta de "por qué en unas sí y en otras no" se puede cumplir el mismo protocolo antes de definir si "es inadecuado, inasumible o está mal hecho" el protocolo.

"Lamentamos esa amenaza por parte de esas Anpas, pero no le oculto la sorpresa", ha aseverado Feijóo, quien ha vuelto a apelar a que hay que hacer "un esfuerzo" y "un baño de realismo". "El curso escolar tiene que empezar y no va a quedar por la administración educativa", ha sentenciado.

INFORME PISA
Este jueves, el Consello de la Xunta en funciones abordó el informe PISA 2018, conocido en días pasados y cuyos datos, según destacó Feijóo, "sitúan el sistema educativo gallego como el de mayor rendimiento académico promedio de España".

Además, según recoge el análisis hecho por la Xunta, Galicia es la comunidad en la que la educación "sigue siendo más equitativa" de todos los países y comunidades autónomas con resultados similares.

Teniendo en cuenta los resultados globales en las tres competencias (ciencias, lectura y matemáticas), el rendimiento promedio en PISA 2018 sitúa a Galicia "en el primer lugar de todas las comunidades autónomas, superando el rendimiento promedio de España por 21 puntos, el de la Unión Europea en 10, y el de la OCDE en 13 puntos. 

Comentarios