Bugallo cree que "ningún ayuntamiento puede estar contento" con la propuesta de disponer del 35% del remanente

Bugallo cree que "ningún ayuntamiento puede estar contento" con la propuesta de disponer del 35% del remanente
Bugallo cree que "ningún ayuntamiento puede estar contento" con la propuesta de disponer del 35% del remanente

Pide que "se abran los usos" para los que se pueden destinar esos fondos

El alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, ha considerado que "ningún ayuntamiento puede estar contento" con la propuesta de transferir los remanentes de tesorería a la administración central y que esta devuelva un 35 por ciento para determinados usos en los municipios.

En una rueda de prensa este viernes, Bugallo ha indicado que Santiago querría destinar en torno al 50 por ciento de su remanente, que cifró en 12,4 millones de euros, a la reactivación económica, pero a estas alturas del año empieza "a perder la esperanza".

Así, se mantiene a la espera del resultado de la negociación de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP) con el Gobierno de España --ayer se suspendió la reunión prevista-- y ha comparado la situación con "elegir entre Guatemala y 'guatepeor'", es decir, entre mantener los fondos sin utilizarlos o aceptar la vía para poder disponer de ese 35 por ciento.

"Si se nos acota al 35 por ciento, como mínimo que se nos abran los usos y no se nos limiten porque es difícil de comprender que, si tenemos como prioridad la reactivación económica, no podamos destinar un solo euro a eso, salvo para la cultura", ha manifestado. "Los ciudadanos no van a poder entenderlo y, sinceramente, yo tampoco", ha dicho.

Además, ha reivindicado que los ayuntamientos no tienen "ningún agujero, lo tienen otras administraciones". "Somos la única administración pública que tenemos recursos que no nos dejan usar", ha protestado.

Respecto a las quejas trasladadas por la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) por tener que asumir los ayuntamientos los gastos extraordinarios de la limpieza especial en los centros escolares, Bugallo se ha mostrado de acuerdo. "Solo faltaría que no nos los dejen usar --los fondos-- para hacer frente a gastos extra que nos vienen impuestos por otras administraciones. Nos imponen y ninguna nos da un euro", ha indicado.

El alcalde ha calculado que Santiago debe afrontar unos 4 millones de euros de gastos extra derivados de la crisis por el coronavirus y, con la limpieza en los colegios, el ayuntamiento está "empezando a echar unas cuentas demoledoras" porque puede suponer otro medio millón más.

El sobrecoste, ha insistido, es "absolutamente extraordinario". "No veo a nadie que aporte un euro y lo máximo es decir que, generosamente, gastéis parte de vuestro dinero...pues no sé si dar las gracias", ha ironizado. 
Comentarios