Simón insiste: "Yo no lo llamaría segunda ola"

Simón insiste: "Yo no lo llamaría segunda ola"
Simón insiste: "Yo no lo llamaría segunda ola"

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha insistido este jueves en que él no llamaría segunda ola al incremento de casos de coronavirus que se está produciendo en España hasta que no haya una "transmisión comunitaria descontrolada".

Lo ha hecho en la rueda de prensa que ofrece todos los jueves para dar cuenta de la situación de la pandemia después al ser preguntado por las declaraciones de la consejera vasca de Salud, Nekane Murga alertando de que Euskadi está ante la segunda ola epidémica del virus y "que no es posible una nueva normalidad".

"Tengo una percepción un poquito diferente", ha contestado el epidemiólogo, quien ha reconocido no obstante que dos provincias vascas "están en una fase de ascenso claro" y "en la otra está más estabilizado", aunque un porcentaje muy importante son asintomáticos.

De hecho, en esta última semana, el 81 % de los infectados comunicados por esta comunidad no presentaban síntomas.

"Podemos llamar a esto casos asociados a brotes, transmisión de fondo hasta cierto punto controlada, pero llamarlo segunda ola, hasta que no tengamos una transmisión comunitaria descontrolada que no esté mayoritariamente asociada a brotes, y hasta que no tengamos claro que lo que estamos haciendo es detectar todo lo que antes no detectábamos, prefiero ser un poco prudente", ha zanjado.

Y ello porque se pueden generar "percepciones de riesgo diferentes a las que ahora mismo estamos viviendo", ha incidido. "Yo no le llamaría segunda ola", ha zanjado.

En todo caso, el director del CCAES ha considerado que este término "tiene una parte muy semántica, es un concepto borroso y gris" y puede suceder que "en unas zonas pueda llamarse segunda ola" y en otras no. "No creo que tengamos que hacer de este concepto una especie de mito de a ver si llegamos o no", ha puntualizado.

Para Simón, el objetivo este verano es detectar "lo más que podamos, pese a que ello les va a suponer "un problema de comunicación claro", para llegar a septiembre, cuando aumentarán las interacciones sociales con la vuelta al trabajo y a las aulas, con la menor transmisión comunitaria posible.

Comentarios
Lo más