La Xunta anuncia refuerzo en Educación y le acusan de presentar como refuerzo lo que es "simple cumplimiento" de ratios

La Xunta anuncia refuerzo en Educación y le acusan de presentar como refuerzo lo que es "simple cumplimiento" de ratios
La Xunta anuncia refuerzo en Educación y le acusan de presentar como refuerzo lo que es "simple cumplimiento" de ratios

El próximo curso dejarán de prestar servicio educativo dos escuelas unitarias que no alcanzan los seis alumnos

La Consellería de Educación ha autorizado la creación o habilitación de 158 nuevas unidades (grupos de clase) en centros públicos de educación Infantil, Primaria y Educación Especial, lo que llevará consigo la incorporación de 240 nuevos maestros el próximo curso escolar.

Con esta medida, el Gobierno gallego refuerza los medios destinados al sistema educativo con el objetivo de garantizar la calidad de la enseñanza así como cumplir con las medidas establecidas en el Protocolo de adaptación al contexto de la COVID-19 para el inicio de la actividad lectiva en los centros de enseñanza no universitaria de Galicia para el curso 2020/21.

El refuerzo en el caso de la educación secundaria se concretará en septiembre, cuando se disponga de los datos definitivos tras el cierre de la matrícula en la totalidad de los centros.

A estas medidas se suman otras de la consellería para el próximo curso, como la iniciativa Apoyo, Refuerzo de Competencias y Orientación dirigida a centros públicos de primaria y secundaria (ARCO). Se trata de un instrumento de apoyo a los centros para la mejora del rendimiento académico que complementa los Contratos-Programa, y que les permitirá a los centros contar con 543 docentes de apoyo contratados en el curso 2020-2021 (221 para Primaria y 322 para ESO).

ESCUELAS UNITARIAS
Por otra parte, el Diario Oficial de Galicia publica este miércoles la Orden por la que se modifican las unidades y los puestos de trabajo docentes de los centros públicos dependientes de la Consellería de Educación en los niveles de educación infantil, educación primaria y educación especial.

Teniendo en cuenta los datos de matrícula, el próximo curso escolar dejarán de prestar servicio educativo dos escuelas unitarias, debido al bajo nivel de alumnado en estos centros. Se trata, en la provincia de A Coruña, de las EEI de Luaña (Brión, 5 matrículas) y EEI de Comiáns (A Laracha, 5 matrículas). La Xunta mantiene el criterio de que haya como mínimo seis alumnos matriculados para la continuidad.

Además de las unidades que se modifican a través de la citada orden (creaciones o supresiones), se habilitarán unidades específicas para facilitar el desdoblamiento de aulas, reforzándose especialmente la dotación de profesorado de cara al próximo curso 2020-2021, para hacer frente a la situación creada por la COVID-19 y adoptar, de este modo, medidas de prevención y seguridad en las aulas. 


La CIG acusa a la Xunta de presentar como refuerzo en educación lo que es "simple cumplimiento" de ratios

La CIG ha acusado a la Xunta de intentar presentar como refuerzo en educación Infantil y Primaria lo que es "el simple cumplimiento de las ratios máximas" de alumnos por clase y ha censurado que el Gobierno gallego relacione el incremento de aulas habilitadas con las medidas para hacer frente a la COVID-19.

En un comunicado, la organización sindical ha manifestado también que la Consellería de Educación "oculta la información" de cuáles son los centros con unidades habilitadas para el próximo curso y eso "impide un control" sobre los criterios que llevan a autorizar unas aulas y rechazar otras.

CIG-Ensino ha indicado que, "por la información de la que dispone en este momento", una "buena parte" de esas habilitaciones se deben "exclusivamente al cumplimiento de la legalidad vigente" sobre las ratios, que fijan un máximo de 25 alumnos por aula en Infantil y Primaria.

"De confirmarse este dato, algo imposible con la ocultación de centros afectados que hace la Consellería, esta medida no guardaría ninguna relación con la COVID-19", censura.

Además, expone que los datos de unidades formalmente creadas implican un saldo positivo de 14 aulas, según la información del Diario Oficial de Galicia (DOG), pero en el cómputo la Consellería incluye las 18 unidades del colegio de nueva creación CEIP Novo Mesoiro de A Coruña, de las que van a funcionar únicamente 15 el próximo curso, por lo que "el saldo positivo se reduce a 11".

Todo esto es, a juicio de la CIG, "parte de una campaña" de la Xunta para "correr una cortina de humo" sobre las preocupaciones reales de la comunidad educativa, que se refieren a "la alarma creada por un protocolo que va a llevar al máximo las ratios oficiales".

INCUMPLIMENTO DE LAS MEDIDAS DE LA OMS
Las medidas del Gobierno gallego suponen "un incumplimiento" de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y llevarán "a una situación de riesgo potencialmente alto" en los colegios gallegos.

Así, ha pedido a la Xunta que haga "una reconsideración del error cometido" con el protocolo ahora que se han incrementado los contagios. "Están a tiempo si no quieren convertir el inicio del curso en un problema", ha dicho.

También critica el cierre de dos aulas en el rural en la provincia de A Coruña --una en Brión y otra en A Laracha--, con cinco matrículas en cada caso. Esto "evidencia el sinsentido de la política educativa" porque supone cerrar "dos ejemplos" de los que más se acercan a las recomendaciones para evitar contagios, puesto que tienen poco alumnado y condiciones "idóneas" para mantener la presencialidad. 


Comentarios
Lo más