La comisión de accidentes investiga el choque de un helicóptero antincendios contra una línea eléctrica

La comisión de accidentes investiga el choque de un helicóptero antincendios contra una línea eléctrica
La comisión de accidentes investiga el choque de un helicóptero antincendios contra una línea eléctrica

Galicia registra, al menos, tres siniestros de medios aéreos contra el fuego en lo que va de verano

Un helicóptero antincendios chocó el pasado 11 de julio contra una línea de red eléctrica al despegar desde la base de Marroxo, en el municipio de Monforte de Lemos (Lugo).

Así figura en el expediente abierto por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (Ciaiac), dependiente del Ministerio de Transporte, para indagar en lo sucedido.

El helicóptero Bell412 --operado por Rotorsun-- salió con dos personas a bordo a las 9,40 horas y "sufrió un accidente durante la maniobra de despegue" que ocasionó unos daños "importantes" al vehículo.

Las dos personas resultaron ilesas y salieron por su propio pie de la aeronave, pero "tras el aterrizaje, la tripulación comprobó que el helicóptero presentaba daños en el estabilizador horizontal y cono de cola".

A falta de que se publique el informe técnico con las conclusiones de la investigación, en este informe preliminar se recoge que esta maniobra se realizaba como vuelo de entrenamiento y para probar el helibalde --depósito colgante en el que se lleva el agua--, ya que había sido reparado por pérdida de líquido.

Así, "durante el despegue, con el helibalde desplegado, se produjo el impacto de este con una línea eléctrica de baja tensión situada en las inmediaciones de la base".

El contacto con la línea produjo el desplazamiento del helibalde, que impactó contra la superficie izquierda del estabilizador horizontal del helicóptero. "La tripulación notó un vaivén, pero tras comprobar que el helibalde estaba en buenas condiciones, continuó con el vuelo durante un total de 25 minutos", explica el informe. Posteriormente, se comprobaron los daños.

TERCER ACCIDENTE AÉREO EN LO QUE VA DE VERANO
Este siniestro supone, al menos, el tercer accidente de medios aéreos contra el fuego en lo que va de verano en la Comunidad gallega.

El último, y más grave hasta la fecha, fue el que tuvo lugar el pasado 8 de agosto en Lobios (Ourense), con la caída de un hidroavión que participaba en las tareas de extinción de un incendio en el Xurés.

En este caso, falleció el piloto portugués de 65 años, mientras resultó herido el copiloto español. Precisamente, un equipo de la Ciaiac se ha desplazado recientemente hasta el lugar para realizar pesquisas sobre lo sucedido.

Previamente, el sindicato CIG había informado de que un avión de la base antincendios de Doade, en Sober (Lugo), se accidentó el 29 de junio.

Consultadas al respecto por Europa Press, fuentes de la Consellería do Medio Rural informaron de que el accidente de Sober se debió a que el avión "rozó" una de sus alas contra un muro en un momento en el que "no estaba trabajando" y después de producirse "un fallo en el freno".

La CIG denunció que esa aeronave estuvo inoperativa y "sin sustitución" desde el 29 de junio hasta el 12 de julio, lo que dejó a esa base de Doade "con un solo aparato disponible" durante ese periodo. 

Comentarios
Lo más