Destapan a una clínica que vende certificados médicos para no llevar mascarilla

Destapan a una clínica que vende certificados médicos para no llevar mascarilla
Destapan a una clínica que vende certificados médicos para no llevar mascarilla

En una mañana, tres reporteros de ‘Todo es mentira’, consiguen un justificante sanitario inventado

Una de las tácticas que utilizan los negacionistas para evitar el uso de mascarillas es contar con la mala praxis de algunos doctores que expiden certificados que justifican que el paciente no tenga que llevar mascarilla al ser contraproducente por su estado de salud. El programa que presenta Risto Mejide, Todo es mentira , ha denunciado precisamente esta práctica ilegal en una clínica madrileña, a manos de un médico colegiado.

El propio publicista aseguraba que “el programa de hoy va a traer consecuencias legales, o eso esperamos”. Y es que mediante diversos vídeos, el espacio ha demostrado cómo un clínica médica privada situada en Coslada, emite certificados sanitarios previo pago de 40 euros que eximen del uso de mascarillas.

Mostrando en sus manos algunos de los certificados conseguidos por los reporteros del programa, Risto advertía que “ya hemos avisado a la policía”. El programa demostraba minutos más tarde cómo hasta tres de sus periodistas entraban sin cita en la clínica y conseguían un certificado médico inventado por el doctor sin que hubiese habido ningún reconocimiento o exploración física por parte del facultativo. 

El médico denunciado, que firma los partes con el sello de la clínica de Coslada y con su número de colegiado, ha llegado a diagnosticar de forma fraudulenta que una de las reporteras presenta “insuficiencia respiratoria con asma bronquial y enfisema pulmonar, que le impide el uso de la mascarilla”. 

“Estamos hablando de una persona que le ha dicho a tres personas que con este papel, que me da igual si es un certificado, un informe, o una carta a los Reyes Magos, usted está exento de llevar mascarilla”, decía Risto a sus invitados al tiempo que aseguraba que “se está jugando con la salud pública... Esto es muy grave”.

Comentarios