Residencias de DomusVi realizan un minuto de silencio en defensa de la labor de sus trabajadores

Residencias de DomusVi realizan un minuto de silencio en defensa de la labor de sus trabajadores
Residencias de DomusVi realizan un minuto de silencio en defensa de la labor de sus trabajadores

Gestiona más de 30 centros en Galicia, uno intervenido por la Xunta (Outeiro) y otro de los más afectados en la primera ola (Santiago)

Las 140 residencias con las que la red DomusVi cuenta en España --un total de 33 centros en Galicia-- han hecho un parón, este martes 15 de septiembre, a las 12,00 para realizar un minuto de silencio en defensa del sector de los cuidados y el "buen hacer" de sus trabajadores durante la crisis sanitaria generada por la covid-19.

En concreto en Galicia, la residencia de mayores que gestiona DomusVi en Outeiro de Rei, en Lugo, es una de las dos (junto a la de O Incio) que permanece intervenida por la Xunta al detectarse más de un centenar de casos de covid-19. Además, en la primera ola de la pandemia del coronavirus, la residencia DomusVi de Santiago, en San Lázaro, fue una de las más afectadas.

DomusVi denuncia, con el acto de este martes, que la imagen del trabajo que se desarrolla en sus centros ha sido "sacada de contexto". Por ello, explican, han planteado este minuto de silencio como un modo de "legitimar una labor dirigida por el sacrificio y el riesgo en el actual contexto de pandemia".

El objetivo, subrayan, es también "exigir a toda la sociedad respeto hacia los trabajadores y trabajadoras del sector sociosanitario".

INVESTIGACIÓN EN LLÍRIA
Esta protesta se produce una semana después de que saliera a la luz un video grabado por una extrabajadora de la limpieza del centro DomusVi en Llíria (Valencia), en el que se veía caer a un anciano y a otros en situación precaria.

La dirección del centro aseguró que se trataba de "caídas" de residentes por "su avanzada edad y problemas psicomotrices" que fueron "atendidas inmediatamente" y denunció que la exempleada que difundió el video no fue renovada en su contrato por "no cumplir con sus obligaciones laborales".

La residencia, que ha abierto una investigación interna sobre estos casos, ha agradecido a las trabajadoras del centro que salieran públicamente a "defender su trabajo diario y su buen hacer". A su juicio, estas imágenes no pueden poner en tela de juicio la dedicación y profesionalidad ejemplar con las que han actuado y, aún más, con lo ocurrido en los últimos meses con la covid-19. 
Comentarios