El Tribunal Supremo inhabilita a Quim Torra por unanimidad

El Tribunal Supremo inhabilita a Quim Torra por unanimidad
El Tribunal Supremo inhabilita a Quim Torra por unanimidad

Pere Aragonés asumirá la presidencia

El Tribunal Supremo inhabilita al presidente de la Generalitat Quim Torrapara ejercer como cargo público. El fallo, adoptado por unanimidad, es firme. La Sala de lo Penal ha confirmado este lunes la condena que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) impuso a Torra por desobedecer a la Junta Electoral Central (JEC) y negarse a retirar los lazos amarillos de los edificios públicos de la Generalitat en periodo electoral. 

En su sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Juan Ramón Berdugo, el Supremo destaca que el ámbito del recurso no es la exhibición de determinados  símbolos o pancartas de una determinada opciñon política sino la utilización en periodos electorales desobedeciendo a la Junta Electoral

La sentencia significa que la inhabilitación que se le impuso ya es firme y que, por tanto, perderá la Presidencia en cuanto sea ejecutada por el TSJ. Tal y como establece la Ley de Presidencia, una vez sea efectiva la inhabilitación, se inicia un plazo de 10 días para que el presidente del Parlament, Roger Torrent, inicie una ronda de contactos con los grupos para proponer un nuevo candidato para sustituir a Torra. 

En caso de que no haya candidato posible, el Parlament deberá convocar un pleno para comunicarlo, lo que equivaldría a una investidura fallida y pondría en marcha el plazo de dos meses para la convocatoria automática de elecciones. Los independentistas ya están en conversaciones.


El vicepresidente, Pere Aragonés asumirá la presidencia pero no podrá plantear una cuestión de confianza, designar o destituir consellers y convocar elecciones.  

Los cinco magistrados de la Sala Segunda que formaron el tribunal solo han necesitado algo más de una semana para descartar los argumentos de la defensa del presidente catalán, ejercida por Gonzalo Boye, consistentes en justificar su condena en una supuesta discriminación hacia una "minoría nacional" y enmarcar su actuación en un supuesto ejercicio de libertad de expresión. El propio Torra admitió que desobedeció ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunhya. Por eso la sentencia estaba clara desde el primer momento.

Comentarios
Lo más