Mila Ximénez y María Patiño, las claves de su desencuentro

Mila Ximénez y María Patiño, las claves de su desencuentro
Mila Ximénez y María Patiño, las claves de su desencuentro

Las veteranas colaboradoras de televisión iniciaron un conflicto que pronto llevaron al terreno personal

La pelea de Jorge Javier Vázquez y las Campos empieza a provocar daños colaterales en Sálvame. El pasado martes Mila Ximénez y María Patiño iniciaban un enfrentamiento por su diferencia de opiniones y eso se mudaba al terreno personal.

La pelea empezó cuando Patiño, que no estaba presente en el plató, envió unos mensajes a Ximénez en los que le afeaba estar callándose alguna cosa sobre el conflicto entre Jorge Javier y María Teresa Campos. “Tú no eres la más valiente”, le envió la periodista desde su casa. “Pues no, yo no he dicho eso. Aquí nos hemos cagado todos, si es a lo que te refieres”, contestó Mila en el plató.

“Que poco tenéis que hacer y que pocos problemas tenéis”, afeaba entonces Mila. Los mensajes que Patiño siguió enviando generaron una bronca que hizo que Mila, quien se está recuperando de un cáncer, abandonase el plató bastante dolida por esos comentarios. “No se como os puede abducir tanto esto”, dijo Mila en referencia al programa en que trabaja.

“Mi cabeza ahora tiene que ocuparse de otra cosa, no de defender a las Campos, y tú mejor que nadie sabe qué es”, decía entre lloros Mila a la cámara dirigiéndose a la periodista. “Vamos a querernos todos un poquito más”, añadía.

El miércoles las veteranas colaboradoras de televisión volvieron a encontrarse y abordaron el problema que las separó el día anterior. Antes del reencuentro, Jorge Javier Vázquez les preguntó por separado sobre cómo se sentían por el enfrentamiento. Ximénez se disculpó por “utilizar” su enfermedad de forma “injusta para mis compañeros”. “Espero que no vuelva a suceder porque no me lo puedo permitir”, señaló la periodista visiblemente emocionada.Pero Ximénez no se arrepiente de calificar como “excesiva y obsesiva” a su compañera de Telecinco. “A partir de las 9 y los fines de semana esta no es mi vida. Para mí ahora mismo el tiempo es algo importantísimo y no quiero perderlo”, argumentó.

Por su parte, María Patiño se defendió apuntando que “no voy a perder esa obsesión por mi trabajo, lo tengo clarísimo porque me da miedo incluso no tener trabajo, me da pánico desde que era muy jovencita”. No obstante, la periodista entonaba el mea culpa entre lágrimas porque “en un programa en directo no se pueden mandar mensajes para desestabilizar a nadie” y por eso cree que “a final por algún lado siempre defraudo a alguien”.



Comentarios
Lo más