Decapitan en plena calle a un profesor por mostrar dibujos de Mahoma en clase

Decapitan en plena calle a un profesor por mostrar dibujos de Mahoma en clase
Decapitan en plena calle a un profesor por mostrar dibujos de Mahoma en clase

El sospechoso ha amenazado con un arma blanca a las fuerzas de seguridad, que han abierto fuego contra él

Mostrar dibujos de Mahoma en una clase sobre libertad de expresión le ha costado la vida de la forma más cruel a un profesor en Francia, en plena calle de París. Degollado sin piedad a manos de un joven de 18 años que gritaba Alá es Grande y al que las fuerzas de seguridad mataron a tiros. El adolescente iba armado con un cuchillo de cocina. La Fiscalía antiterrorista se ha hecho cargo de la investigación.

Según fuentes policiales citadas por la cadena de televisión francesa BFMTV, el incidente tuvo lugar cerca de una escuela de Éragny-sur-Oise, donde el sospechoso ha amenazado con un arma blanca a las fuerzas de seguridad, que han abierto fuego contra él.  La víctima, un profesor de instituto, había sido atacado en plena calle al grito de Alá es grande. Al parecer, el profesor había mostrado caricaturas de Alá durante una clase a los alumnos.

En la Asamblea Nacional, en un ambiente de fuerte conmoción, el presidente de la sesión parlamentaria, Hugues Renson, quiso reconocer la memoria del profesor fallecido y condenar un nuevo "ataque abominable". El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer manifestó que: "esta noche, la República ha sido atacada con el despreciable asesinato de uno de sus servidores, un profesor. Pienso en él y en su familia. Nuestra unidad y firmeza son las únicas respuestas a la monstruosidad del terrorismo islamista. Nos enfrentaremos a ello", escribió en su cuenta de Twitter.

"Un profesor decapitado por haber enseñado las caricaturas de ‘Charlie Hebdo’: en Francia, nos encontramos en este nivel de barbarie insoportable. El islamismo nos ha declarado la guerra: debemos expulsarlo de nuestro país por la fuerza”, escribió en sus redes sociales la líder de extrema derecha, Marine Le Pen. “Las palabras son irrisorias para describir la cólera tras el atentado […] como lo serán las velas y los discursos […] Debemos librar una verdadera guerra contra el veneno del islam radical […] para erradicarlo”, lanzó en el mismo tono el líder de los senadores del partido conservador Les Républicains (LR), Bruno Retailleau, en su cuenta de Twitter.


El ataque se produce cuando se está llevando a cabo una investigación sobre terrorismo que se inició en París el mes pasado después de que dos empleados de una agencia de noticias fueran apuñalados frente a las antiguas oficinas de Charlie Hebdo, la revista donde los miembros del personal fueron asesinados en 2015 después de publicar caricaturas del Profeta. Los juzgados tienen entre 29 y 68 años de edad, y proporcionaban logística a los terroristas, incluido dinero en efectivo, armas y vehículos.

Nadie olvida en Francia la masacre de los hermanos Said y Cherif Kouachi, nacidos en París, que asesinaron a 12 personas sin piedad, rematándolas en el suelo, en las oficinas de Charlie Hebdo usando Kalashnikovs, antes de escapar en un automóvil robado y luego ser asesinados por la policía. Un tercer terrorista, Amedy Coulibaly, mató a tiros a cuatro compradores en un supermercado kosher y a una mujer policía durante tres días de carnicería antes de que él también fuera asesinado.

Charlie Hebdo ahora sigue haciendo su revista desde un lugar ultrasecreto, y en septiembre volvió a publicar las controvertidas caricaturas del profeta Mahoma, que habían provocado indignación en el mundo musulmán. 





Comentarios