Identifican a 214 alumnos que acudieron a una fiesta ilegal en un colegio mayor

Identifican a 214 alumnos que acudieron a una fiesta ilegal en un colegio mayor
Identifican a 214 alumnos que acudieron a una fiesta ilegal en un colegio mayor

Los 214 estudiantes y los responsables de la fiesta en Valencia pueden enfrentarse a sanciones de hasta 30.000 euros por infringir las medidas implementadas ante el coronavirus

La Policía ya ha identificado 214 estudiantes que participaron en la fiesta del colegio mayor Galileo Galilei de Valencia. La fiesta fue hace un mes y provocó 168 contagios de coronavirus y la cancelación de clases presenciales en la universidad Politécnica de Valencia.

Ahora, esos 214 estudiantes identificados pueden enfrentarse a multas de entre 600 y 30.000 euros, al igual que la dirección de este centro privado y los trabajadores que no impidieron las celebraciones en la tarde-noche del 26 de septiembre tanto en la azotea como en dos habitaciones.

La consejera de Justicia e Interior de la Comunidad Valenciana, Gabriela Bravo, junto a la jefa de la unidad adscrita de Policía Nacional, Marisol Conde, dieron a conocer una rueda de prensa donde explicaban el informe policial sobre la fiesta en el colegio mayor en plena segunda ola por el coronavirus.

Dichos contagios provocaron el cierre del campus de Vera de la UPV durante dos semanas, el confinamiento del colegio mayor Galileo y el contagio de alumnos de otras universidades. Estos alumnos se enfrentan a pagar hasta 30.000 euros que recoge el decreto sancionador de la Generalitat Valenciana por el incumplimiento de las medidas para frenar el coronavirus.

En el informe policial se detalla que primero recibieron el aviso de una fiesta en la azotea del colegio mayor sobre las ocho de la tarde del sábado 26 de septiembre, con gente bebiendo y bailando sin guardar distancias ni llevar mascarilla, incluso con vídeos colgados en las redes sociales. Dicha fiesta fue disuelta por un trabajador del colegio. Pero esa misma noche hubo otra fiesta en una de las habitaciones del colegio, con una veintena de personas que no respetaron el distanciamiento social. Una vez disuelta, a las 3 o 4 de la mañana hubo una tercera fiesta en otra habitación.

En estos dos últimos casos se personaron agentes de la Policía Nacional tras recibir el aviso de varios residentes al oír la música. Esto supone una vulneración grave de las normativas contra el coronavirus de la Comunidad Valenciana.


Comentarios
Lo más