Los compañeros de trabajo de un mismo grupo 'burbuja' pueden compartir mesa en la cafetería sean o no convivientes

Los compañeros de trabajo de un mismo grupo 'burbuja' pueden compartir mesa en la cafetería sean o no convivientes
Los compañeros de trabajo de un mismo grupo 'burbuja' pueden compartir mesa en la cafetería sean o no convivientes

Esta medida, publicada en el DOG este lunes, está referida a los 60 municipios gallegos que mantienen la hostelería cerrada

La Consellería de Sanidade permite, a partir de este mismo lunes, que los empleados que se consideren un grupo "burbuja" de convivencia estable dentro del entorno laboral compartan mesa en la cafetería o el establecimiento de restauración de los lugares de trabajo, también en hospitales y centros sanitarios.

Eso sí, el aforo del local todavía estará limitado al 50 por ciento de su capacidad y el consumo en el interior únicamente se puede realizar sentado. Además, las mesas o agrupaciones de mesas, entre las cuales se debe cumplir la distancia de seguridad, tendrán un máximo de seis personas.

Así figura en una orden publicada este mismo lunes por la Consellería de Sanidadeen la que se modifica un párrafo de la orden emitida la pasada semana para cerrar la hostelería y otras actividades no esenciales hasta el próximo 4 de diciembre en un total de 60 municipios. 

De acuerdo con esta normativa, en vigor desde el sábado, aquellos establecimientos de restauración de centros de trabajo podían abrir para servir a los empleados, pero esos únicamente podían compartir mesa si eran convivientes --lo mismo se establecía para los familiares de los pacientes que utilizasen las cafeterías de hospitales y centros sanitarios--.

Sin embargo, la orden publicada este lunes por Sanidade, que ya ha entrado en vigor, permite que se sienten juntas las "personas trabajadoras que formen un grupo de convivencia estable centro del centro de trabajo".

En la exposición de motivos, la Consellería justifica la ampliación de esta medida porque se tiene en cuenta "la relación en el entorno de trabajo" entre los empleados, lo que determina que "puedan considerarse para estos efectos como una 'burbuja'".

60 MUNICIPIOS CERRADOS
Esta restricción que ahora se matiza está referida a los 60 municipios en los que desde el sábado debía cerrar la hostelería y que, además, permanecen cerrados perimetralmente. En concreto, son A Coruña, junto con Arteixo, Culleredo, Cambre y Oleiros; el ayuntamiento de Lugo en solitario; Santiago con Ames, Boqueixón, Oroso, O Pino, Teo, Trazo, Val do Dubra y Vedra; Ferrol, con Ares, Fene, Neda, Narón y Mugardos; Ourense, con Amoeiro, Barbadás, Coles, O Pereiro de Aguiar, San Cibrao y Toén; Pontevedra, con Vilaboa, Ponte Caldelas, Poio, Marín, Barro, Campo Lameiro, Cerdedo-Cotobade y Soutomaior; y Vigo con Mos, Nigrán, Gondomar, O Porriño y Redondela.

También tienen estas limitaciones los ayuntamientos de Vimianzo, Monforte, Burela, Viveiro, O Carballiño, Verín, Xinzo, Cangas do Morrazo, A Estrada, Lalín, Silleda, Ponteareas, Tui, Cambados, O Grove, Vilanova de Arousa y Vilagarcía de Arousa. 

Comentarios