Investigadores de la USC muestran la comunicación molecular como un 'Juego de Tronos' en el que los componentes "luchan"

Investigadores de la USC muestran la comunicación molecular como un 'Juego de Tronos' en el que los componentes "luchan"
Investigadores de la USC muestran la comunicación molecular como un 'Juego de Tronos' en el que los componentes "luchan"

Los investigadores de la Universidades de Santiago de Compostela (USC) Félix Freire y Emilio Quiñoá arrojan luz sobre los mecanismoS de comunicación molecular, cuyo funcionamiento comparan con un 'Juego de Tronos' en el que los distintos componentes "luchan" para obtener el poder y dirigir así la estructura del material.


Estos científicos han obtenido un hito en el estudio de la comunicación quiral en macromoléculas al descubrir y nombrar nuevos fenómenos en nanomateriales inteligentes y describirlos con terminología bélica.

Los científicos --pertenecientes al grupo de Polímeros Helicoidais, Sensores e Nanoestruturas del Centro Singular de Investigación en Química Biolóxica e Materiais Moleculares de la USC (CiQUS)-- realizan una analogía con la serie 'Juego de Tronos' y se emplean términos como "sargentos y soldados", así como "conflicto quiral".

En el artículo titulado 'From Sergeants and Soldiers to Chiral Conflict Effects in Helical Polymers by Acting on the Conformational Composition of the Comonomers', recogido en la revista Angewandte Chemie, se reflejan los distintos "enfrentamientos" que tienen lugar entre diferentes componentes moleculares en polímeros helicoidales para dirigir el sentido de giro de hélice final en el material.

A estos componentes se les llaman "sargentos" o "soldados" dependiendo del rol que desempeñan en cada momento, que puede variar en función de alianzas externas o factores ambientales. En algunos casos, esta lucha por el poder puede acabar en tablas.

Las potenciales aplicaciones de este hallazgo van desde el desarrollo de nuevos sensores al almacenamiento de información a nivel molecular.

Esta investigación contribuye a entender mejor los mecanismos de comunicación molecular, hecho que permitirá el desarrollo de nuevos nanomateriais con aplicaciones en biomedicina y TIC. 

Comentarios
Lo más