Trabajadores de la UCI del Hospital Clínico de Santiago escenifican el "entierro" del servicio público sanitario

Trabajadores de la UCI del Hospital Clínico de Santiago escenifican el "entierro" del servicio público sanitario
Trabajadores de la UCI del Hospital Clínico de Santiago escenifican el "entierro" del servicio público sanitario

En una nueva protesta contra la gerencia del hospital, los empleados de la UCI santiaguesa han criticado el "abandono" que sufren y los daños físicos que están sufriendo

Algunos de los trabajadores de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Clínico de Santiago de Compostela han escenificado este lunes el "entierro" del servicio para reivindicar el "abandono" de la unidad por parte de la gerencia del hospital y de la administración en el que constituye el tercer lunes de reivindicaciones.

A las doce de la mañana, miembros de la UCI, vestidos de negro y portando globos y claveles como símbolo de luto, se han reunido a las puertas del hospital santiagués para dar comienzo a la protesta que, representando una procesión, ha recorrido la avenida que da acceso al complejo hospitalario.

"La problemática afecta a todo: una UCI obsoleta, con cubículos abiertos, algo que nos obliga a trabajar continuamente con los EPIs puestos, durante las diez horas del turno y donde, tanto pacientes como familiares, pueden ver todas las actuaciones, lo que les puede afectar psicológicamente", ha manifestado Alberto Rodríguez Lamas, enfermero de la UCI y portavoz que, vestido de sacerdote, lideraba la procesión.

Los trabajadores han reclamado una UCI "digna y segura", tanto para los sanitarios como para los pacientes y familiares, y han hecho especial hincapié en los problemas a los que se enfrentan con los EPIs. "Los trabajadores acaban con úlceras en la cara por las mascarillas, y tienen miedo a quitarse los EPIS, ya que es el momento de más riesgo, así que muchos intentan aguantar todo el turno sin ir al servicio, por ejemplo", ha declarado Alberto Rodríguez.

En esta línea, la comitiva ha exigido, mediante cánticos, una formación adecuada para los profesionales, así como un tratamiento psicológico adecuado para los sanitarios. "No hay obras ni personal, y el poco que queda ya no puede más", han coreado los manifestantes.

La jornada laboral, especialmente los turnos y las libranzas, ha sido otra de las reclamaciones de los sanitarios. "Como con los contratos que tenemos aquí son de días, de un mes; no se sabe cuándo se va a librar... muchos sanitarios decidieron abandonar Galicia. Esa falta de personal provocó que nos llamasen a nosotros, después de terminar nuestro turno, para continuar trabajando", ha manifestado el enfermero que capitaneó la protesta.

RUEGOS EN ORACIÓN 

La comitiva, en la que ha desfilado un ataúd en representación de los derechos de los trabajadores, así como dos "viudas" que portaban una corona con la inscripción "los trabajadores que lucharon por ti", ha coreado diversos ruegos dirigidos a la gerente del hospital, la doctora Eloína Núñez Masid.

"Por unos contratos dignos, rogamos una oración; por los trabajadores que tienen que doblar turno, doblamos una oración", dirigía el sacerdote, a lo que la comitiva contestaba: "Te rogamos, Eloína".
Respecto a la posición del hospital, Alberto Rodríguez ha declarado que han llegado "hasta aquí" porque "después de muchas peleas con la gerencia del hospital, no llegaron a ningún acuerdo y ellos tampoco han hecho ninguna propuesta". "Así que tenemos que asistir al entierro de nuestra UCI", ha sentenciado.

Comentarios
Lo más