Galicia tiene 51 municipios sin movilidad: Boiro se cierra y abren Neda, Fene, Burela, Oleiros, Lalín y Oroso

Galicia tiene 51 municipios sin movilidad: Boiro se cierra y abren Neda, Fene, Burela, Oleiros, Lalín y Oroso
Galicia tiene 51 municipios sin movilidad: Boiro se cierra y abren Neda, Fene, Burela, Oleiros, Lalín y Oroso

Todos ellos, junto a los otros tres, a partir de este sábado.Asimismo, el subcomité clínico ha decidido prestar especial atención de la situación epidemiológica a los municipios de Monfero, Pontedeume, Tui y Vilalba, objeto de observación especial.51 AYUNTAMIENTOS CERRADOSTras la apertura perimetral, desde este medianoche, de las almendras de Santiago-Teo-Ames y Ourense-Barbadás-O Pereiro de Aguiar, junto con los ayuntamientos individuales de A Estrada, y Ares; permanecen cerrados 56 ayuntamientos este viernes y, a partir de este sábado, serán 51 debido a los mencionados cambios.Pese a los cierres, la hostelería tiene permitida la apertura en todos los ayuntamientos gallegos en distinto grado, con un límite máximo de seis personas, excepto convivientes, como norma general, y un máximo de cuatro personas en aquellos municipios con un grado de restricciones mayor.La Xunta justifica, en la exposición de motivos del Diario Oficial de Galicia (DOG) número 244-bis, con fecha del 3 de diciembre, que la medida de limitación de grupos "resulta necesaria, adecuada y proporcionada para el fin perseguido, que no es otro que controlar y evitar la mayor difusión de una enfermedad altamente contagiosa, respeto de la cual la diferencia entre personas enfermas y sanas resulta difusa", dada la posible asintomatología o levedad de los síntomas y la existencia de un periodo en el cual no hay indicios externos de la enfermedad."Se trata de evitar, especialmente, aglomeraciones o encuentros de carácter familiar o social por encima de un determinado número de personas, con el fin de garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad y reducir el riesgo de contacto físico o proximidad en condiciones favorecedoras del contagio", señala.De esta manera, la Consellería de Sanidade argumenta que esta medida va dirigida a prevenir o, por lo menos, "restringir numéricamente la participación en reuniones familiares o sociales en las cuales cabe apreciar un mayor riesgo de transmisión por las circunstancias en las que se realizan, por existir mayor confianza y relajación de las medidas de seguridad", ya que tienen lugar fuera de ambientes profesionales, laborales u otros protocolizados "en que se debe usar mascarilla y que se rodean de otras garantías que dificultan la transmisión y el contagio".En todo caso, añade que las limitaciones de reunión no son "absolutas", ya que, por ejemplo, los lugares de culto tienen límites más amplios (del 50 por ciento o un tercio del aforo), así como permanecen vigentes la posibilidad de realizar otras actividades laborales y lúdicas.CERRADOS EN SÍ MISMOSLas restricciones de reunión suponen, en todo caso, un alivio en aquellos ayuntamientos que siguen cerrados frente a la situación anterior --antes en el nivel máximo de restricciones no se permitían encuentros de no convivientes--.Al cierre de territorio gallego hacia la Meseta, Asturias y Portugal, hay que sumar los 51 ayuntamientos que estarán cerrados en sí mismos o dentro de un perímetro con otros municipios vecinos desde este sábado.

Las restricciones de movilidad que afectarán a Galicia en los próximos días se dividen en dos niveles. Por un lado se sitúa el cierre del territorio gallego hacia la frontera lusa y las comunidades de Asturias y Castilla y León, que está vigente desde la medianoche de este viernes hasta el día 9 a las 00.00 horas y, por otro, permanecen vigentes las restricciones perimetrales de más de medio centenar de ayuntamientos en toda Galicia.

Hay que tener en cuenta que estos cierres van más allá, por lo tanto, de los festivos de la Constitución y el Pilar y son objeto de revisión y actualización en los comités y subocomités clínicos que asesoran a la Xunta en la toma de decisiones.


De hecho, la Xunta viene de adoptar la decisión de aliviar las medidas de seis ayuntamientos --pero en este caso hay que tener en cuenta que tienen que esperar a este sábado 5 de diciembre para que se hagan efectivas-- y, por el contrario, se ha decretado el cierre perimetral de Boiro (A Coruña), que también será efectivo desde este sábado. 

DOS TIPOS DE PERÍMETROS

Por lo tanto, a partir de este fin de semana, habrá un total de 51 ayuntamientos sin movilidad fuera de sus perímetros.

De esos 51 perimetrados, 27 lo hacen agrupados en nueve perímetros. Cabe reseñar que estos ayuntamientos agrupados sí que tienen movilidad entre ellos dentro del perímetro, mientras que los 24 restantes (a los que suma Boiro desde este sábado) tienen perímetro solo individual.


También es preciso señalar que con los nuevos cambios, Ferrol se quedará aislado en su perímetro (antes estaba confinado junto a Neda y Fene, que ahora tendrán libertad de movimiento), y Oleiros se descuelga del perímetro pilotado por A Coruña y también se suma a los municipios sin restricciones de movilidad.

MUNICIPIOS QUE ENTRAN EN EL NIVEL BÁSICO

Al margen de esos tres municipios, como se ha mencionado, se salen de restricciones los de Burela, Lalín y Oroso. Todos ellos, junto a los otros tres, a partir de este sábado.

Asimismo, el subcomité clínico ha decidido prestar especial atención de la situación epidemiológica a los municipios de Monfero, Pontedeume, Tui y Vilalba, objeto de observación especial.

51 AYUNTAMIENTOS CERRADOSTras la apertura perimetral, desde este medianoche, de las almendras de Santiago-Teo-Ames y Ourense-Barbadás-O Pereiro de Aguiar, junto con los ayuntamientos individuales de A Estrada, y Ares; permanecen cerrados 56 ayuntamientos este viernes y, a partir de este sábado, serán 51 debido a los mencionados cambios.

Pese a los cierres, la hostelería tiene permitida la apertura en todos los ayuntamientos gallegos en distinto grado, con un límite máximo de seis personas, excepto convivientes, como norma general, y un máximo de cuatro personas en aquellos municipios con un grado de restricciones mayor.

La Xunta justifica, en la exposición de motivos del Diario Oficial de Galicia (DOG) número 244-bis, con fecha del 3 de diciembre, que la medida de limitación de grupos "resulta necesaria, adecuada y proporcionada para el fin perseguido, que no es otro que controlar y evitar la mayor difusión de una enfermedad altamente contagiosa, respeto de la cual la diferencia entre personas enfermas y sanas resulta difusa", dada la posible asintomatología o levedad de los síntomas y la existencia de un periodo en el cual no hay indicios externos de la enfermedad.

"Se trata de evitar, especialmente, aglomeraciones o encuentros de carácter familiar o social por encima de un determinado número de personas, con el fin de garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad y reducir el riesgo de contacto físico o proximidad en condiciones favorecedoras del contagio", señala.

De esta manera, la Consellería de Sanidade argumenta que esta medida va dirigida a prevenir o, por lo menos, "restringir numéricamente la participación en reuniones familiares o sociales en las cuales cabe apreciar un mayor riesgo de transmisión por las circunstancias en las que se realizan, por existir mayor confianza y relajación de las medidas de seguridad", ya que tienen lugar fuera de ambientes profesionales, laborales u otros protocolizados "en que se debe usar mascarilla y que se rodean de otras garantías que dificultan la transmisión y el contagio".

En todo caso, añade que las limitaciones de reunión no son "absolutas", ya que, por ejemplo, los lugares de culto tienen límites más amplios (del 50 por ciento o un tercio del aforo), así como permanecen vigentes la posibilidad de realizar otras actividades laborales y lúdicas.

CERRADOS EN SÍ MISMOSLas restricciones de reunión suponen, en todo caso, un alivio en aquellos ayuntamientos que siguen cerrados frente a la situación anterior --antes en el nivel máximo de restricciones no se permitían encuentros de no convivientes--.

Al cierre de territorio gallego hacia la Meseta, Asturias y Portugal, hay que sumar los 51 ayuntamientos que estarán cerrados en sí mismos o dentro de un perímetro con otros municipios vecinos desde este sábado. Hay que tener en cuenta que esta restricción de movilidad permanece al margen del puente festivo y se mantendrá hasta próximas evaluaciones del comité clínico, más allá del los festivos del Pilar.

De esta manera, queda restringida la entrada y salida de personas en los siguientes ámbitos territoriales, delimitados en perímetros conjuntos: A Coruña-Culleredo-Arteixo-Cambre (tras salir Oleiros a partir de este sábado); Pontevedra-Marín-Poio; Vigo-Mos-Nigrán-Gondomar; Vilagarcía de Arousa-Vilanova de Arousa; Sanxenxo-O Grove; Carballo-A Laracha; Cabana de Bergantiños-Coristanco-Malpica de Bergantiños-Ponteceso; Cee-Dumbría-Muxía; Meaño-Meis-Ribadumia. Son nueve grupos que suman 27 ayuntamientos.

Y también está restringida la entrada y salida de personas de los siguientes ayuntamientos, cerrados en sus propios límites: Ferrol (tras deshacerse la almendra que formaba con Fene y Neda a partir de este sábado), Lugo, Narón, Redondela, Cangas, Ponteareas, Porriño, Moaña, Tui, Vilalba, Cambados, As Pontes de García Rodríguez (nuevo esta semana, tras superar una incidencia de más de 250 casos por 100.000 habitantes a 14 días), A Guarda (nuevo, por una incidencia de 370,9 en los últimos 14 días), Xinzo de Limia, Silleda, Soutomaior, Vimianzo, Vilaboa, Cerdedo-Cotobade, Ponte Caldelas, Ribadavia, Barro, Laxe y Boiro (que se incorpora). Son 24 ayuntamientos.


Las limitaciones de movilidad de estos ayuntamientos no las sitúan en el mismo nivel de restricciones de reuniones (dentro de estos grupos los hay con limitaciones de cuatro y de seis), ni tampoco con respecto a la hostelería (todos tendrán hostelería, pero en diferentes grados). 

Comentarios