Condenan a una mujer por acosar a un hombre al que llegó a mandar una fusta por correo

Condenan a una mujer por acosar a un hombre al que llegó a mandar una fusta por correo
Condenan a una mujer por acosar a un hombre al que llegó a mandar una fusta por correo

La acusada contacto con el hombre y le pidió un puesto de trabajo a cambio de sexo

Una mujer ha sido condenada por un juzgado de Palma de Mallorca a una multa de 540 euros por acosar repetidamente a un hombre, durante casi dos años, tras ofrecerle sexo a cambio de un puesto de trabajo en Proyecto Hombre. La mujer ha reconocido durante el juicio que, durante esos dos años, acosó a la víctima enviándole mensajes, regalos, cartas románticas, ropa interior femenina y hasta una fusta. 

Según informan medios locales, como el Diario de Mallorca, la acusada se ha declarado autora de un delito de acoso y ha aceptado pagar una multa de 540 euros, que además conlleva una orden de alejamiento con la víctima de dos años.



Los hechos se remontan a finales de 2018, cuando la acusada contactó a través de la red social LinkedIn con la víctima, a la que solicitó un puesto de trabajo en Proyecto Hombre. En la solicitud, la acusada manifestó que, a cambio del trabajo, podría mantener relaciones sexuales con el hombre. La víctima no aceptó y bloqueó el perfil de la mujer para que no pudiera volver a contactarle. 

Pero durante casi dos años, hasta junio de 2020, la acusada siguió acosando a la víctima. Primero con distintos mensajes a través de otras redes sociales, para después pasar a cartas manuscritas que enviaba a su lugar de trabajo. La mayoría de carácter romántico, poesías...  después llegaron varios regalos, entre ellos un paquete con una fusta y el siguiente mensaje: "Si no la quieres disfrutar conmigo, disfrútala con otra".

A pesar de las peticiones de la víctima para que cesaran los mensajes y regalos, la acusada siguió enviando notas y presentes y terminó enviando su número de teléfono para que éste la llamara. Fue entonces cuando la víctima decidió denunciar los hechos. 

Tras la investigación abierta por un juzgado de instrucción de Palma, la fiscalía imputó a la mujer un delito de acoso y reclamó para ella una condena de un año de cárcel y cinco años de alejamiento. Al final la acusada ha reconocido los hechos y ha aceptado una condena de 540 euros de multa y la orden de alejamiento.


Comentarios
Lo más