Los cambios más destacados de la Galicia post-Estado de Alarma

Los cambios más destacados de la Galicia post-Estado de Alarma
Los cambios más destacados de la Galicia post-Estado de Alarma

Las novedades fueron anunciadas por el presidente Feijóo tras el Comité Clínico de este jueves 

Desde este domingo 9 de mayo a las 00:00 muchas cosas cambiarán en Galicia que arranca una nueva fase en la era pandémica. Con el fin del Estado de Alarma las comunidades han tenido que adaptarse, a la espera de que el Tribunal ratifique las medidas, al nuevo marco en el que les deja la decisión del Gobierno. 

En el caso del ejecutivo gallego, este jueves tras un Comité Clínico extraordinario se anunciaron las nuevas medidas que estarán en vigor desde ese día entre las que lo más destacado es el fin del toque de queda y del cierre perimetral, ampliación del horario para la hostelería y más salidas en las residencias, cuyos usuarios podrán ir a visitar a sus familias.

Cierre perimetral y toque de queda

Fin del cierre perimetral de la comunidad. Refuerzo del registro de viajeros y se mantendrán los cribados en los aeropuertos. . Además, se elimina el toque de queda.Se mantendrá a partir de las 23 horas en los concellos con riesgo extremo, los mismos en los que se cierra perimetralmente. Estos serán desde el día 9 Cambados, Vilanova, Cualedro, Laza y Padrón.

Prohibidas reuniones a partir de la 1

Se limitarán las reuniones de personas por las noches.Se pedirá autorización judicial para que a partir de la 1 de la madruga se limite a personas convivientes tanto en viviendas como en la calle. Por lo tanto, de facto habrá 'toque de queda' a la 1. 

Ampliación de horarios

Bares y cafeterías podrán abrir a las 23 horas y restaurantes hasta la 1 de la madrugada. Diario Oficial de Galicia (DOG) para concretar qué día se hará efectivo este cambio, aunque Feijóo aseguró que la intención es que ya se aplique el sábado.

Cambios en residencias

Entre las medidas que relató el presidente, hubo un capítulo especial para las residencias de mayores. Así, los usuarios de las residencias podrán visitar a sus familias un mínimo de cinco días, las salidas de los centros aumentarán de tres a cinco con un máximo de cuatro horas cada una y el contacto físico estará permitido durante las visitas tras más de un año "sin poder besarse ni abrazarse".

Comentarios