"Medidas" y "responsabilidad", la fórmula de Simón para controlar los contagios tras Estado de alarma

"Medidas" y "responsabilidad", la fórmula de Simón para controlar los contagios tras Estado de alarma
"Medidas" y "responsabilidad", la fórmula de Simón para controlar los contagios tras Estado de alarma

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, compareció este jueves junto a la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, para hacer análisis de la situación epidemiológica en España, donde el coronavirus ha dejado 7.960 nuevos casos y 160 muertes más de acuerdo al último balance del Ministerio de Sanidad.

Durante su intervención, Simón ha apuntado que las "medidas" de las comunidades autónomas y la "responsabilidad" de los ciudadanos va a ser suficiente para controlar los contagios de COVID-19 tras el fin del estado de alarma este domingo 9 de mayo.

“A nivel nacional la evolución de la epidemia ha iniciado desde hace ya 10 días una fase descendente muy suave. No se está descendiendo todavía muy rápido, pero es muy posible que en los próximos días sea mucho más evidente”, ha iniciado Simón, apuntando que en los próximos días “podemos esperar que prácticamente todas las CCAA vayan a tener descensos en el número de casos diarios” durante la próxima semana.

“Hay dos comunidades que podrían mantenerse todavía estabilizadas, sin descensos ni incrementos, pero es muy probable que también estas CCAA empiecen a descender en estos días”, ha precisado, explicando que la incidencia acuulada a 14 días se sitúa en 202,20 casos por 100.000 habitantes, mientras en los últimos 7 días es de 84,89. “Claramente lo que se está observando en los últimos días indicaría que estamos en fase de descensos”, ha añadido.

Durante la tradicional ronda de preguntas de los periodistas, Fernando Simón y Silvia Calzón han sido preguntados por ese horizonte que tenemos a solo 3 días, cuando el 9 de mayo caiga el estado de alarma. ¿Qué pasará entonces?

Según Simón, "ahora mismo las medidas disponibles y la responsabilidad de la población es suficiente para controlar los riesgos a los que estamos expuestos ahora", y ha recordado que "el fin del estado de alarma no implica el fin de las medidas de control".

"Las medidas individuales se tienen que seguir aplicando y las comunidades van a seguir aplicando muchas medidas que les permiten controlar la transmisión", ha subrayado.

A este respecto, ha vuelto a insistir en que "hay herramientas suficientes para controlar la incidencia acumulada" sin el estado de alarma, pero no ha ocultado la “preocupación” ante la posibilidad de que no se sepa interpretar el nuevo escenario. "No porque no existan herramientas sino por una falsa percepción de lo que implica el fin del estado de alarma. No se puede descartar nada en cuanto a la evolución de la pandemia", ha dicho, aunque ha querido puntualizar también que "todo da motivos para pensar, y los modelos así lo indican, que la evolución no va a ser como antes de que comenzara la vacunación".

"Hay muchísimas medidas para controlar los contagios y que no vulneran los derechos fundamentales", como el documento conocido como 'semáforo' que "recoge todo un paquete de medidas en función del escenario epidemiológico", ha reiterado, antes de continuar insistiendo que hay medidas “para todas las situaciones”.

"Las hay más potentes para las situaciones con más incidencia y por lo tanto más riesgo. Pero yo no plantearía líneas rojas comunes, lo que hay que hacer es una correcta evaluación del riesgo en cada territorio. Si actuamos a tiempo en territorios más pequeños se puede controlar y evitar que el impacto sea mucho mayor y afecte a territorios más amplios".

"Estamos afectando derechos fundamentales. Tenemos que limitar estas medidas al mínimo necesario. Hay que ser muy prudentes y tener mucho cuidado con los tiempos en los que se aplica", ha concluido.

Comentarios