La Xunta estudia pedir pruebas en hostelería para no limitarla en riesgo alto

La Xunta estudia pedir pruebas en hostelería para no limitarla en riesgo alto
La Xunta estudia pedir pruebas en hostelería para no limitarla en riesgo alto

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha avanzado este martes que el Ejecutivo autonómico contempla, ante el aumento de contagios, pedir que los usuarios de la hostelería “acrediten su situación epidemiológica e inmunidad”, para no tener que limitarla o cerrarla en los ayuntamientos en riesgo alto de contagios.


Así lo ha indicado durante una visita realizada a la estación intermodal de Ourense, horas antes de que se celebre esta tarde la reunión del comité clínico que asesora a la Xunta en la gestión de la pandemia, que decidirá sobre esta y otras medidas.

Preguntado por las nuevas restricciones, ha explicado que una de las primeras medidas que se contemplan es “subir de escalón a los ayuntamientos que estén con una alta intensidad contagiosa”. En la actualidad, los municipios que se encuentran en nivel alto son Ourense, Barbadás, A Illa de Arousa, Cambados, Vilagarcía, Vilanova y O Barco de Valdeorras. La Xunta estudiará una solución para estos y otros ayuntamientos que puedan subir de nivel, pues hasta ahora las medidas de la Xunta contemplaban el cierre total de la hostelería y perimetral en las localidades que pasen a nivel máximo.

A este respecto, ha lanzado un mensaje al sector: “Sabemos que la hostelería cuando está bien pautada no es el principal foco de contagio”. Las medidas, ha señalado, pasarían por pedir a los usuarios “que acrediten su situación epidemiológica e inmunidad”. “Y, a partir de ahí “tomaremos, en ese contexto, las decisiones que corresponden”.

“Es evidente que hay una eclosión de nuevos contagios en personas jóvenes de 15 a 30 años, que tenemos que atajar”, ha abundado. Pese a aclarar que en Galicia “no hay una tensión hospitalaria" ni se prevé "que haya colapso”, ha vuelto a lanzar un mensaje a la población más joven, a los que recordado que “no hay vacunas” para todos.

Además, ha dejado un recado al Gobierno central, relativa a la inmunidad anunciada para el 18 agosto: "No fue más que otro anuncio inadecuado frívolo sobre la inmunidad de la población española", ha advertido. “El 18 agosto tendremos miles de personas contagiadas como consecuencia de que no tenemos vacunas para inmunizar a las personas de menos de 29 años hasta los 15 años”, ha continuado Feijoo, quien ha considerado “impropio” que un país de la Unión Europea como España no tenga suficientes dosis.

También criticó las aglomeraciones y los botellones en la calle. “Son un disparate para las personas que lo practican porque probablemente acaben cuarentenadas u hospitalizadas algunas de ellas”.

En lo que se refiere a la posible reducción del número de personas que se pueden reunir, ha señalado que las medidas irían encaminadas no tanto a reducir el número sino en convertir esta recomendación “en una obligación”. Para ello, necesitaría contar con el aval del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. 
Comentarios
Lo más