La Xunta inicia el lunes las obras de mejora del firme en la carretera autonómica AC-453, en el entorno de Santiago, que supondrán afectaciones al tráfico

La Xunta inicia el lunes las obras de mejora del firme en la carretera autonómica AC-453, en el entorno de Santiago, que supondrán afectaciones al tráfico
La Xunta inicia el lunes las obras de mejora del firme en la carretera autonómica AC-453, en el entorno de Santiago, que supondrán afectaciones al tráfico

Será necesario un corte diurno del tráfico, recuperándose la circulación cada día una vez finalizada la jornada de trabajo

La Xunta inicia el lunes las obras de mejora del firme de la carretera AC-453, que une Roxos con Portomouro, en el entorno de Santiago, que supondrán afectaciones al tráfico, siendo necesario el corte diurno y el desvío del tráfico hasta el próximo 7 de octubre.

Las actuaciones consistirán en el acondicionamiento de la capa de rodadura en los trechos más deteriorados de la carretera AC-453 a su paso por los ayuntamientos de Santiago, de Ames y del Val do Dubra.

Durante la ejecución de las obras el tránsito diurno en este tramo de la vía autonómica, del punto kilométrico 0 al 3 40, quedará restringiendo la residentes y vehículos escolares, que podrán acceder mediante circulación alternativa regulada con semáforos. Para el resto de usuarios de este tramo, incluyendo los vehículos pesados de más de 3,5 toneladas, se habilitan los correspondientes desvíos por las por la vía autonómica AC-554 y la vía provincial DP-0203.

La duración de este corte será durante la jornada de trabajo, restituyéndose cada día a la circulación normal una vez finalizada la jornada laboral. El tiempo concreto que durarán estas afectaciones al tráfico dependerá de las condiciones meteorológicas y del avance de los trabajos, aunque se prevé que puedan finalizar el 7 de octubre.

La actuación forma parte de las obras de acondicionamiento del firme en varias vías autonómicas, en las que se incluyen, también estos mismos trabajos en la AC-960 desde A Susana hasta el límite con Vila de Cruces, y en la AC-305 entre Padrón y Ribeira, con una inversión global de la Xunta más de 1 M€.

Los trabajos en las zonas más deterioradas se centrarán en el fresado y en la reposición del firme, en anchos variables, dependiendo de la posición y extensión de las deficiencias. En las zonas con el firme fisurado pero sin deformación a rehabilitación consistirá en la extensión de una capa de rodadura en todo el ancho del carril.

La intervención de la Xunta se completará con la reposición de la señalización horizontal y del balizamiento, además del repintado en las zonas en las que se realice el fresado y la mejora del firme.

El departamento que dirige Ethel Vázquez continúa trabajando en la conservación y en el mantenimiento de la red viaria autonómica con el fin de proporcionarles unas carreteras más seguras y cómodas a los ciudadanos.

Comentarios
Lo más