Borja Verea pide que se depuren responsabilidades por el retraso en las obras de Concheiros

Borja Verea pide que se depuren responsabilidades por el retraso en las obras de Concheiros
Borja Verea pide que se depuren responsabilidades por el retraso en las obras de Concheiros

En este sentido denunció que “es evidente que la empresa no está cumpliendo con el contrato adjudicado y más allá de las responsabilidades políticas habría que también empezar a pedir explicaciones, y en su caso sanciones, a la empresa contratista”.

Borja Verea, presidente de los populares compostelanos, reconoció estar quedándose sin adjetivos “para intentar explicar qué está pasando en la rúa Concheiros”, y lamentó que nadie asuma ningún tipo de responsabilidad, “la primera sería la política”, señaló, “los responsables públicos cuando nos equivocamos tenemos que reconocerlo, intentar corregirlo y explicarlo, pero aquí no hay ningún tipo de explicación, ni petición de disculpa, ni ningún tipo de responsabilidad política”.


Verea añadió que la empresa concesionaria de la obra también tiene parte de responsabilidad, y recordó que dicha empresa ganó el concurso público basándose en la brevedad de los plazos y en el perjuicio mínimo para los vecinos durante el período de ejecución de la obra. En este sentido denunció que “es evidente que la empresa no está cumpliendo con el contrato adjudicado y más allá de las responsabilidades políticas habría que también empezar a pedir explicaciones, y en su caso sanciones, a la empresa contratista”.

Para el también diputado popular, “Concheiros o el muro del Pombal son el mejor ejemplo de lo que es el colapso en la gestión del ayuntamiento. No sabemos si por incapacidad, cansancio, agotamiento o falta de energía ya que algunos responsables llevan 20 o 25 años gobernando y sería hasta comprensible”, y añadió que “los vecinos y comerciantes quieren, y se merecen, que las cosas se empiecen a hacer de otra manera”

FONTIÑAS

Sobre la suspensión del mercadillo de Fontiñas, Borja Verea lamentó que “en los últimos 15 años y sobre todo como consecuencia de la apertura de As Cancelas, Fontiñas lleva sufriendo tremendamente la competencia con este nuevo centro comercial, y esto generó una pérdida de la propia personalidad de Área Central, así entre todos tenemos que buscar soluciones”, añadiendo que “la ciudad tiene una deuda pendiente con Area Central y Fontiñas, y de esto tendrían que ser más conscientes los que en su momento autorizaron As Cancelas”.


En ese sentido reconoció que no le pareció mal en un principio la propuesta del concello de intentar revitalizar la zona con un mercadillo, “todas las propuestas que puedan ayudar a Fontiñas y Área Central las vamos a apoyar “, pero sí criticó “que la manera de hacerlo no fue la más afortunada con falta de transparencia y sin escuchar a los vecinos”, e invitó a que “entre todos tenemos que empezar a pensar seriamente cómo revitalizar de verdad y de una manera consolidada y no provisional Fontiñas y especialmente Área Central”.


MURO POMBAL


En el caso del muro del Pombal afirmó que “ni desde el punto de vista de la seguridad ni de la estética se está cumpliendo” y alertó que “en la parte pública del muro del Pombal no se está haciendo absolutamente nada”. Verea aprovechó para recordar además que en el PP de Santiago “desde el primer momento apostamos por una solución integral a través de una orden ejecutiva en el momento en el que se produjo el derrumbe, y estamos viendo que pasados dos años el ayuntamiento ni está ni se la espera”. Y aclaró que “nosotros nos abstuvimos en la comisión de patrimonio porque mantenemos el criterio de que la solución tiene que ser integral tanto de la parte pública como de la privada y es lo que vamos a seguir defendiendo”. Verea lamentó también no ver “una solución integral a corto plazo” y calificó de paradoja el hecho de que en “la parte privada se esté avanzando y en la parte pública los responsables municipales todavía están a la espera de explicarnos cuál es el proyecto”.

MURO ESPIÑEIRA


Para Verea Fraiz, el problema del ayuntamiento de Santiago pasa también por “una pérdida de sensibilidad y de puesta en valor de los pequeños detalles muchas veces tan importantes”. Un ejemplo de esa falta de sensibilidad es la falta de reconocimiento a Julio Ferreiro “lo que hizo y cómo está transformando una zona, o una pequeña calle, que sólo con ilusión y esfuerzo de un vecino se ha convertido incluso en un reclamo turístico”, afirmó. Cuando el propio Concello no reconoce a un vecino que lleva a cabo tal esfuerzo, se evidencia la falta de sensibilidad por parte de los reponsables municipales, y “lo vivimos ahora con Julio, pero también lo vivimos con el Verderón, con la polémica de las medalleiras, de la prohibición del carro de los helados en Porta Faxeira y en los últimos días también con la fuente de Concheiros”, detalles del día a día que, para el diputado popular, “son indicadores de esa pérdida de sensibilidad de los actuales dirigentes municipales”.

Comentarios