Más de 1.100.000 contribuyentes se beneficiarán de la nueva rebaja de la tarifa autonómica del IRPF

Más de 1.100.000 contribuyentes se beneficiarán de la nueva rebaja de la tarifa autonómica del IRPF
Más de 1.100.000 contribuyentes se beneficiarán de la nueva rebaja de la tarifa autonómica del IRPF

El conselleiro de Hacienda y Administración Pública entregó hoy en el Parlamento el proyecto de Ley de Presupuestos y el de Medidas Fiscales y Administrativas

Más de 1.100.000 contribuyentes se beneficiarán de la nueva rebaja en la tarifa autonómica del IRPF para las rentas medias y bajas incluida en los Presupuestos de la Xunta del próximo año, lo que supone más del 90%. En concreto, se implantará una nueva escala y se rebajan los tipos en todos los tramos inferiores a 60.000 euros, con el que Galicia refuerza su posición como una de las CC.AA. con menor tributación para las rentas medias y bajas.

Así lo recoge el proyecto de Ley de Presupuestos para 2022, que asciende a 11.627 millones de euros, un 6,9% más que en el vigente ejercicio y que fue entregado hoy en el Parlamento por el conselleiro de Hacienda y Administración Pública, Miguel Corgos, junto al proyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas.

En materia fiscal, en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) se aprueba una rebaja del 10%, con el que el tipo general pasa del 10 al 9% para reducir la tributación a las familias que adquieren una vivienda, favoreciendo la dinamización del mercado inmobiliario. Se mantienen todos los tipos reducidos para los colectivos prioritarios y el ‘Programa Impuestos 0 en el rural'.

Por lo que respecta al impuesto de Patrimonio se mantiene el mínimo exento y se bonifica un 25% la cuota del impuesto. Además, se mantienen las rebajas en el Impuesto de Sucesiones para que Galicia siga entre las CC.AA. con mejor tratamiento fiscal para las herencias entre familiares directos y para los hermanos. El 99,9% de las herencias por vía directa están exentas.

Beneficios fiscales

Los beneficios fiscales incluyen todos aquellos ingresos que la Xunta de Galicia decide no percibir para que reviertan principalmente a las familias y a los hogares. En 2022 la Xunta ampliará de nuevo el volumen de beneficios fiscales hasta los 522 millones de euros, lo que supone un incremento de 50 millones con respecto al año 2021. Según explicó el conselleiro de Hacienda y Administración Pública esta cifra tiene una componente cualitativa muy relevante, puesto que el 93% de estos beneficios fiscales son de carácter social.

Territorialización del gasto

Estos presupuestos incluyen el mayor refuerzo de las inversiones, con 2.554,5 millones de euros lo que permite reforzar las actuaciones en todos los territorios y contribuir al reequilibrio territorial.

En este sentido los Presupuestos de la Xunta para 2022 volverán a potenciar el reequilibrio territorial con un mayor gasto por habitante en las provincias de Lugo y Ourense. Así en cuanto a la distribución territorial, la mayor inversión por habitante se volverá a producir en las provincias interiores: Lugo, donde la Xunta destinará 4.926 euros per cápita, y Ourense con 4.809 euros por habitante. Por el contrario, en las provincias atlánticas, A Coruña recibirá 3.760 euros per cápita y Pontevedra 3.584 euros por habitante. Respecto al volumen de gasto, las provincias que reciben un mayor volumen son A Coruña y Pontevedra, con 4.222 y 3.379 millones de euros respectivamente, mientras que Lugo recibirá 1.611 millones y Ourense, 1.470 millones de euros.

Priorízase el gasto social

Los Presupuestos refuerzan un año más el gasto social (sanidad, educación y políticas sociales) y las políticas de empleo, toda vez que en el próximo año Galicia no dispondrá del Fondo Covid por tratarse de un fondo extraordinario con carácter no consolidable que el Gobierno central retiró. Así, estas cuentas incluyen el mayor gasto social de la historia de la Comunidad que asciende a 8.660 millones de euros, 610 millones más que en este ejercicio.

Todas las consellerías tendrán más recursos en el año 2022. En cuanto al reparto por departamentos, el incremento de la Consellería de Sanidad es de 268,7 millones y consigue la cifra récord de 4.588,7 millones de euros; en Cultura, Educación y Universidad el aumento es de 177,5 hasta superar los 2.751 millones, y el departamento de Política Social sube en 115,6 millones, y supera los 928 millones de euros.

Las tres consellerías que acaparan la mayoría del gasto social concentran el 75% del incremento del presupuesto, es decir, tres de cada cuatro euros de aumento presupuestario van destinados a la sanidad, educación y políticas sociales.

Por otra parte, teniendo en cuenta la importancia que cobran los fondos de recuperación y resiliencia en el proceso de recuperación económica en su doble dimensión de gestión técnica y de interlocución para su seguimiento y control, el próximo año la Xunta se reforzará en un doble plano: en el plano técnico, se ampliará el período de movilidad voluntaria e incentivada de los funcionarios para sectores prioritarios como este; y en el plano estratégico, se reformará el nivel de dirección estratégica de todas las Consellerías para favorecer el seguimiento y control de los fondos.

En resumen, la Xunta presenta hoy los presupuestos más altos de su historia para trasladar a las personas y a las empresas una política útil. Estos presupuestos buscan superar los niveles de riqueza previos a la pandemia y apoyar a las familias y a los sectores económicos, bajan de nuevo los impuestos, refuerzan el gasto social y la inversión productiva, controlan la deuda con el menor gasto en intereses, blindan las infraestructuras sanitarias, modernizan los servicios públicos y vuelven a la senda del crecimiento sano.

Comentarios