Las rentas más bajas pagarán en el 2022 un 22,6% menos de IRPF que en el 2009

Las rentas más bajas pagarán en el 2022 un 22,6% menos de IRPF que en el 2009
Las rentas más bajas pagarán en el 2022 un 22,6% menos de IRPF que en el 2009

El conselleiro de Hacienda y Administración Pública, Miguel Corgos intervino en el Debate de Totalidad del Proyecto de Ley de Presupuestos de Galicia para 2022




Las rentas más bajas pagarán en el año 2022 un 22,6% menos de IRPF que en el 2009, y además casi la mitad de los contribuyentes gallegos dejarán de pagar uno de cada cinco euros por este impuesto respecto del que abonaban en el año 2009.

En su intervención en el Debate de Totalidad del Proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Galicia para 2022, el conselleiro de Hacienda y Administración Pública, Miguel Corgos explicó que la Xunta lleva aprobadas tres rebajas en la tarifa autonómica del IRPF en ocho años -2014, 2016 y 2022- y que su impacto fue el triple para las rentas más bajas que para las medias y altas.

En este sentido señaló que el modelo gallego de rebajas del IRPF permite que las gallegas y los gallegos estén entre los que pagan menos de toda España y que “de promedio cada contribuyente gallego pague hoy 403 euros menos por IRPF que en el 2009”.

Miguel Corgos subrayó que Galicia tiene un modelo fiscal que beneficia a las rentas medias y bajas y que no está limitado a un año, ”llevamos bajando impuestos más de una década con la intensidad que nos permite la coyuntura económica en cada momento”, apuntó.

Además del IRPF, el conselleiro explicó que la política de rebaja de impuestos se extiende a todos sobre los que la Xunta tiene competencia en la comunidad autónoma. Así, en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales se rebaja un 10% con el que el tipo general pasa del 10 al 9% para reducir la tributación a las familias que adquieren una vivienda usada, favoreciendo la dinamización del mercado inmobiliario y reactivando la rehabilitación. En lo que respecta al impuesto de Patrimonio se mantiene el mínimo exento y se bonifica un 25% la cuota.

Además se mantienen todas las rebajas ya aprobadas en el Impuesto de Sucesiones que sitúan a Galicia entre las comunidades autónomas con mejor tratamiento fiscal para las herencias entre familiares directos y para los hermanos. En este momento ya están exentas de tributación el 99,9% de las herencias por vía directa. También se mantiene el Programa de Impuestos ‘cero en el rural' con la eliminación de este tributo para todas las compraventas de suelo rústico, las transmisiones totales o parciales de explotaciones agrarias y las agrupaciones de fincas rústicas.

Se trata de un modelo de bajada de impuestos centrado en las rentas medias y bajas, que es continuo, complementario y que tiene aceptación social. En este sentido, Miguel Corgos afirmó que “Galicia lleva años demostrando que es posible bajar impuestos, mejorar los servicios públicos y cuadrar las cuentas al mismo tiempo, pagando más rápido que nadie a nuestros proveedores”.

El Presupuesto más alto de la historia

Durante su intervención, el conselleiro de Hacienda y Administración Pública explicó que el próximo año Galicia contará con el presupuesto más alto de su historia, que asciende a 11.627 millones de euros para pasar de la reactivación a la recuperación económica y reforzar el crecimiento sano.

Las cuentas de 2022 refuerzan un año más el gasto social tradicional (sanidad, educación y políticas sociales) y el empleo. Así, estos presupuestos incluyen el mayor gasto social de la historia de la Comunidad que asciende a 8.660 millones de euros para la sanidad, la enseñanza, las políticas sociales y el empleo, con un aumento de 610 millones con respecto a este ejercicio. “Solo el gasto social más el empleo supera todo el presupuesto de Galicia de los años 2013, 2014 y 2015”, subrayó el conselleiro.

Las tres consellerías que acaparan el gasto en servicios públicos esenciales concentran el 75% del incremento del presupuesto, es decir, tres de cada cuatro euros de aumento presupuestario van  destinados la sanidad, educación y políticas sociales.

Además, en el próximo ejercicio se refuerzan los recursos para la inversión productiva que también contribuye al fortalecimiento de los servicios públicos. Estos presupuestos incluyen más de 2.500 millones de euros para inversiones y más de 5.000 millones en dos años.

Prioridades de los presupuestos 2022

En su exposición, el conselleiro explicó que los presupuestos del año 2022 cuentan con los recursos necesarios para, entre otras prioridades, blindar las infraestructuras sanitarias de la legislatura; consolidar un sistema educativo con los mejores resultados en el Informe PISA e impulsar el sistema universitario hacia la excelencia; implantar un nuevo modelo de Residencias de la Tercera Edad o mejorar los servicios sociales a familias e infancia facilitando la conciliación y la promoción de la igualdad.

También servirán para reforzar un año más las inversiones en I+D+ i; promover un modelo energético sostenible; priorizar la formación y empleabilidad de las mujeres y la formación de las personas jóvenes; favorecer la movilidad sostenible; dar un nuevo ánimo a las políticas de rehabilitación y conservación de la vivienda; reforzar la recuperación del turismo; o fomentar el sector primario con un modelo basado en la innovación y la calidad de los productos, entre otras.

El conselleiro de Hacienda y Administración Pública, Miguel Corgos también anunció que Galicia tendrá en el 2022 un nuevo Plan Estratégico 2021-2030 que marcará la hoja de ruta para esta década, que parte de la evaluación del impacto de la pandemia en la sociedad y en la economía gallegas, y que será una herramienta clave que contará con la participación de la sociedad civil.

En definitiva, estos son los presupuestos con más recursos de la historia, con un refuerzo muy importante de las partidas vinculadas a los servicios públicos esenciales y a la dinamización de la economía con el objetivo de trasladar una política útil a los ciudadanos que permita ser ágiles con los mecanismos de apoyo a las familias, pymes y empresas; pasar de la reactivación a la recuperación; y trabajar de manera paralela en las necesidades del año 2022 junto con la planificación de la próxima década para afrontar los retos a los que se enfrenta Galicia.

Comentarios
Lo más